Más de un millón de mexicanos con Hepatitis C; 50 % lo desconoce

621

Se estima que en nuestro país se registran anualmente 19 mil casos de hepatitis C, y que al menos 1.4 millones de mexicanos viven con dicho padecimiento denominado enfermedad silenciosa, por lo que el 50% de ellos no lo sabe.

El doctor Mauricio Castillo, médico hepatólogo integrante del Consejo Mexicano de Gastroenterología (CMG), reconoce que esta enfermedad silenciosa es un problema de salud pública para México. El retraso en el tratamiento puede ocasionar que se desarrolle cirrosis hepática, la tercera causa de mortalidad en hombres y la séptima para la población femenina. Reiteró la importancia de diagnosticar oportunamente esta enfermedad crónica que ya tiene cura disponible en México.

Castillo Barradas agregó que “es fundamental que la prueba para detectar la hepatitis C se considere para toda población, con especial atención en personas que tengan factores de riesgo”, entre los cuales, de acuerdo con la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (Fundhepa), destacan, entre otros, los siguientes:

– Transfusión de sangre o sus derivados (plasma, plaquetas, factores de coagulación) recibidos antes de 1994.

– Operaciones, parto complicado o aborto antes de 1994 y/o si existe duda de haber recibido una transfusión sanguínea.

– Uso de drogas inyectadas o intranasales, aunque sea una sola vez.

– Perforaciones en el cuerpo (piercings).

– Tatuajes.

– Punción accidental con agujas contaminadas.

– Hemodiálisis.

– Padecer hemofilia, por la transfusión frecuente de sangre y sus derivados.

Además de los daños en el hígado, la hepatitis C puede afectar otros órganos y al menos 74% de los pacientes presentan “manifestaciones extra-hepáticas”, lo que aumenta la carga de enfermedad en los pacientes, como enfermedad renal, padecimientos cardiovasculares e incluso depresión. El doctor Castillo destacó que, al recibir el diagnóstico, los pacientes deben buscar apoyo familiar y solicitar información sobre la cura de la enfermedad, porque el Virus de la Hepatitis C (VHC) afecta la calidad de vida de las personas que lo padecen, lo que incluye autoestima, relaciones, productividad e incluso salud mental.

Con los tratamientos disponibles en México, la hepatitis C puede curarse dentro de un lapso de 2, 3 o 6 meses en función del genotipo y grado de afectación del hígado, pues son tratamientos antivirales de acción directa que tienen una tasa de curación de hasta el 100% en función del genotipo.

Al respecto, el especialista detalló que “el panorama del abordaje terapéutico de la hepatitis C crónica se ha transformado significativamente; sin embargo, los retos del tratamiento persisten para lograr el diagnóstico oportuno en los pacientes”.

El experto hizo un llamado al público en general a realizarse la prueba de hepatitis C toda vez que, en el mundo, 180 millones de personas son portadoras del VHC. “Las nuevas terapias representan un cambio en la historia natural de esta enfermedad con una alta probabilidad de cura y una nueva oportunidad de vida para los pacientes”, concluyó el Dr. Castillo Barradas.

En este sentido, el doctor José Luis Cañadas, Director Médico de AbbVie, empresa biofarmacéutica establecida en México, consideró que el camino para eliminar el Virus de la Hepatitis C es por medio de un trabajo coordinado entre todos quienes colaboran en el sistema de salud. Reconoció la labor de las instituciones como COFEPRIS, IMSS, ISSSTE y Seguro Popular, las cuales están garantizando el acceso a los tratamientos que hoy tienen la posibilidad de curar esta enfermedad.

“En AbbVie tenemos el compromiso de seguir trabajando en la disponibilidad de nuevos medicamentos que atiendan a los pacientes con Hepatitis C, con todos los genotipos, y con ello encontrar un camino más rápido hacia la erradicación”, comentó el Dr. Cañadas. “Muy pronto, los pacientes que tienen el virus de la hepatitis C con los genotipos del 1 al 6, es decir con todos, podrán contar con una alternativa de atención que, de acuerdo con el diagnóstico y evaluación de su médico tratante, podría llevarlos a estar libres de la enfermedad en ocho semanas”.

Finalmente, el Director Médico de AbbVie México agregó que la nueva terapia oral, al ser pangenotípica, ayuda a lograr los objetivos de los médicos de ofrecer una misma opción efectiva para todos los pacientes, en función de su estado de salud. “Nuestra meta es que muy pronto esté disponible para la atención de los pacientes en México”.