¡Adiós, Catalina Creel!

María Rubio llevaba 23 años de carrera cuando le llegó el personaje que la encumbraría y la eclipsaría por igual

113

La actriz María de Jesús Rubio Tejero, mejor conocida por su personaje de Catalina Creel, falleció este jueves a los 83 años de edad, a causa de un infarto, cuando se encontraba en su casa.

Se le recuerda por su participación impecable en la telenovela Cuna de lobos, donde interpretó a la que es considerada La madre de las villanas, Catalina Creel, de gran éxito en México e Hispanoamérica. Este personaje le dio la gloria en televisión, pero también la dejó en el olvido, pues recordemos que aunque con tal solo 13 años empezó su preparación artística en el Instituto Nacional de Bellas Artes y aunque hizo algunas participaciones importantes en telenovelas como Doña Macabra, Colorina, Rina, El derecho de nacer y Ana del aire, no fue hasta 1986, cuando interpretó el personaje de Catalina Creel en la telenovela Cuna de lobos, donde compartió créditos con Rebecca Jones, Gonzalo Vega, Alejandro Camacho y Diana Bracho, entre otros, personaje que sin duda la llevó a ser reconocida mundialmente, pues María Rubio siempre fue presa de este personaje, cuya característica principal era el famoso parche en el ojo, además de las terribles villanías que cometía en contra de sus enemigos y hasta de su familia.

Tanto fue el éxito del personaje, que María Rubio acabó opacada por Catalina Creel, al grado de no ser recordada por ningún otro personaje.

María Rubio nació en Tijuana, Baja California, el 21 de septiembre de 1934; fue hija adoptiva de María Tejero y Olayo Rubio, diplomático y empresario. Su infancia fue difícil, ya que a los 4 años le fue detectada una afección cardiaca que le engrandecía el corazón y no podía asistir a la escuela. Aprendió a leer y a escribir en su casa y hasta los 9 años empezó a estudiar en colegios católicos.

A los 13 años regresó a México y comenzó sus estudios en el Colegio Oxford. Estudió danza y más adelante actuación en la Escuela de Artes Teatrales del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Su debut como actriz fue en el Teatro Fantástico de Cachirulo; Enrique Alonso le dio la primera oportunidad de trabajar en el medio, su primera obra fue El portal de Belén en 1956 y de ahí dio el salto a la televisión y el cine, casi siempre como villana.

Se casó con el escritor de telenovelas mexicano Luis Reyes de la Maza, estuvieron casados durante 40 años y después se divorciaron. Tuvieron dos hijos: Adriana y Claudio Reyes, director de escena fallecido el pasado 11 de noviembre en un accidente automovilístico.