Consumen droga 50% en la UNAM

Testimonios de alumnos de Ciudad Universitaria refieren que en el campus todos saben quién y dónde venden estupefacientes

232

El problema de consumo y venta de drogas en Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) no es nada nuevo. Es evidente que si hay venta de drogas es porque existe demanda.

Y es que según los últimos estudios realizados por la Federación de Universidades e Instituciones Particulares de Educación Superior y la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco, “más del 50 por ciento de jóvenes universitarios ha tenido acceso a algún tipo de droga”.

En este sentido, Carmen Fernández Cáceres, directora del Centro de Integración Juvenil A.C., aseguró que “en la actualidad 18 por ciento de la población estudiantil a nivel medio superior consume mariguana, el 50 fuma tabaco y el 70 ha bebido alcohol”, de acuerdo a sus declaraciones publicadas en la Gaceta CCH, el 22 de enero de 2018.

Así de grave el problema de consumo, que es evidente en la prevalencia del uso y abuso de drogas ilícitas en Ciudad Universitaria. La venta de enervantes en este sitio, donde confluyen miles de estudiantes, es abierta, como ya han documentado medios de comunicación, incluso a escasos metros de elementos de Vigilancia UNAM.

“TODOS SABEMOS DÓNDE VENDEN DROGAS”

“Aquí en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales todos sabe mos dónde venden drogas. Los dealers son muy obvios y siempre están ahí, por los jardines traseros de la biblioteca, por el estacionamiento, o a un costado de las escaleras de la explana baja” refiere Tomás Martínez, estudiante de esta escuela en la carrera de Sociología.

En entrevista con Diario BASTA!, relata que el problema no es menor, pues la venta ilegal de estupefacientes en esta escuela lleva muchos años, a la vista de todos, y los vigilantes de la UNAM nada hacen, lo que indicaría que están coludidos con los vendedores.

Los jueves y viernes, afirma el alumno, es común observar a decenas de estudiantes de esta facultad y de otras, drogándose y bebiendo en el estacionamiento, o incluso en las escaleras, sin que nadie haga algo.

Gabriela Torres, alumna de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, relata que todos los días observa a personas que venden estupefacientes en las llamadas “islas”. “Ahí están, diario, ofreciendo sus drogas, sin ser molestados. La gente de vigilancia UNAM parece que los cuida a ellos, pues están muy cerca, en sus patrullas, y no hacen absolutamente nada por impedirlo”.

Acusa la tibieza del rector Enrique Graue Wiechers en este tema, quien “sabe perfectamente que hay un grave problema de venta de drogas en la UNAM, especialmente en la zona de las islas y nada quiere hacer, más que ‘condenar enérgicamente’ los hechos de violencia y lanzar campañas como la que vemos ahora, de ‘no es tu amigo, es un narco’”.

Aún más: “Como universitarios, le pedimos al rector que en lugar de poner rejas y tratar de restringir el paso en una escuela pública, haga algo más. Por ejemplo, que los de Vigilancia UNAM hagan su chamba en lugar de proteger a los narcomenudistas, y dejar que la policía entre a CU para sacarlos”.

Diario BASTA! también platica con un alumno de la Facultad de Filosofía y Letras, quien solicita ser identificado sólo por su nombre –Jesús–, quien acepta ser asiduo a la mariguana.

“Soy consumidor de mota desde hace 4 años –tiene 21 de edad–, la droga la compro por mi casa, en la colonia Ajusco, o aquí en las islas de CU”, indica.

– ¿Qué drogas encuentras en la UNAM?

– Puedes comprar coca, mota y piedra.

– ¿Y cuánto cuestan?

– Hay guatos de mota de 20, 50 y 100 pesos. El gramo de coca a 500 pesos, o la grapa en 100.

Jesús explica que algunas veces se ha quedado a platicar con los vendedores de droga, quienes le refieren pertenecer a células del Cártel de Tláhuac, y de la banda Los Güeros, de la colonia Santo Domingo.

“Hace como tres meses compré un poco de mota con ellos, por las islas que están por la Rectoría, y me friquié porque a unos cinco metros llegó una patrulla de Vigilancia UNAM. El vendedor me dijo que no había bronca, porque están ‘puestos’ con ellos y no les hacen nada”, concluye Jesús.

“DESCUIDO DE AÑOS”: MORENA

El escándalo de la venta y consumo de drogas en la UNAM llegó hasta la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Diputados de Morena aseguran que el descuido de muchos años, provocó la comercialización de enervantes en el campus universitario.

Alfonso Suárez del Real y Paulo Martínez López dicen que el problema amenaza con salirse de control sino se toman las medidas preventivas y coordinadas.

El diputado Alfonso Suárez del Real dice a Diario BASTA! que los trabajos de autoridades universitarias –en coordinación con los gobiernos capitalinos y federal– deberán estar encaminados en prevenir y vigilar que dentro de CU no se vendan drogas.

“Entonces se requieren trabajos preventivos entre la comunidad estudiantil y de ser permanentes, los vendedores de drogas se tendrán que ir del campus”, expone.

El legislador Paulo Martínez aclara que la autonomía de la UNAM es inviolable, y es ahí donde las autoridades universitarias, junto con académicos y la comunidad estudiantil, deberán valorar la conveniencia de que entren o no los cuerpos policiacos al campus universitario a combatir la venta de drogas.