Hay que tener mucha fe

22
Galileo Galilei

La séptima legislatura de la ALDF, es considerada como un semillero de los candidatos a jefes de Gobierno de la Ciudad de México de Morena, PRD y PRI, pues más del 50 por ciento de los asambleístas que no consiguieron ser nominados para un puesto de elección popular, esperan que sus gallos ganen para formar parte de su gabinete.

DE COORDINADOR, A PROMOTOR DEL VOTO

Por ejemplo, el coordinador de Morena, César Cravioto, realiza tareas de logística y promoción del voto a favor de Claudia Sheinbaum. Cravioto no quiso o no pudo ir como candidato a diputado federal, alcalde o senador, por lo que “diario tiene prendidas las veladoras” para que su compañera de partido gane y pueda subirse al tren del gabinete y así mantenerse en la vida pública cuando menos seis años más. Lo dicho, vivir fuera del presupuesto público es un error.

ALGUNOS PRENDEN VELADORAS

Quien anda en los mismos pasos, es el Vicecoordinador del PRD en la ALDF, Raúl Flores García. Con tareas también de presidente del partido amarillo, Raúl Flores tampoco pudo o no quiso ir como candidato a una alcaldía, diputación federal o senador, por lo que todo su capital político está volcado a la candidata a la jefatura de gobierno capitalino, Alejandra Barrales Magdaleno, pues sabe que de salir triunfadora estará formando parte de su gabinete. Para ello también “tiene sus veladoras prendidas”. Cuales veladoras serán las vencedoras?, es pregunta que huele a parafina.

ARRIOLA NO PIERDE LA ESPERANZA

Más abajo pero con su corazoncito rojo latiendo a gran altura, el priísta Mikel Arriola no pierde la fe a pesar de que los momios lo colocan en un lejano tercer lugar. En poco tiempo empezó a conocer la ciudad y a darse baños de pueblo que nunca había hecho en su vida de servidor público. Atrás de él hay muchos priístas que quisieran verlo triunfador. José Encarnación Alfaro es uno de ellos, por si no se le hace llegar al Congreso de la Unión. La apuesta es que las dos mujeres candidatas a gobernar la ciudad, se destrocen sin hacerse daño y así Mikel salga triunfador. A “Chema”, como le dicen sus amigos, le convendría porque estaría apuntado como secretario de gobierno. También tendrá prendidas sus veladoras?