Duele la partida del querido actor

110

Ciudad de México.- La tarde de ayer, el actor Rogelio Guerra falleció en su casa debido a un infarto fulminante, así lo dio a conocer la Asociación Nacional de Intérpretes (ANDI). Hace unas semanas el actor fue intervenido quirúrgicamente debido a que le detectaron algunas piedras en la vesícula.

Su nombre real era Hildegardo Francisco Guerra Martínez, nació en Aguascalientes el 8 de octubre de 1936. Antes de ser actor, Rogelio Guerra fue modelo, pues tuvo problemas económicos cuando era pequeño. Su carrera como actor inició en 1960 cuando empezaba a hacer películas estilo western. Se le consideró como uno de los galanes de telenovela que provocaron tumultos, tal es el caso de la telenovela Los ricos también lloran, en 1979, donde compartió créditos con Verónica Castro.

En el cine alternó con grandes figuras de su época, como Mario Moreno Cantinflas.

A finales de 1970 grabó un LP con los temas No llores más y Destinos, pero en 1982 abandonó esta vertiente.

Rogelio fue de los primeros actores que migraron de Televisa a TV Azteca. Para la televisora del Ajusco hizo Nada personal, con Ana Colchero y José Ángel Llamas.

En 2008 Rogelio reapareció en Televisa con la telenovela Mañana es para siempre, compartiendo créditos con Silvia Navarro, Fernando Colunga y Lucero. Esto marcó el regreso del actor a los melodramas después de Golpe bajo, novela protagonizada por Lucía Méndez en TV Azteca.

En 2009 realizó un papel antagónico en la telenovela Los exitosos Pérez, junto a Ludwika Paleta y Jaime Camil. En 2011 participó en la telenovela Rafaela, con Scarlet Ortiz y Jorge Poza. En 2012 tuvo una participación especial en la novela Amor bravío. Participó en producciones como Gossip Girl Acapulco, en las novelas Qué bonito amor y Lo que la vida me robó, con Angelique Boyer y Sebastián Rulli.

Incursionó en el doblaje de voz, entre lo más destacado está el personaje del Rey Théoden, en El Señor de los Anillos.

Su salud empeoró cuando sufrió de una trombosis cerebral en 2015 y perdió 45 kilos de peso. Tiempo después le vino el Alzheimer.