Auténtica Guerra Civil

Auténtica Guerra Civil

832
0
Compartir

Ciudad de México.– Hace algunos días, la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) suspendió a Francisco Minjarez, nuevo gerente deportivo de los Diablos Rojos del México, “para actuar en cualquier carácter y con cualquier equipo derivado de un procedimiento disciplinario que se le está siguiendo”.

El nuevo elemento de la dirigencia escarlata, que precisamente antes de llegar a la organización capitalina trabajó con el odiado rival, los Tigres de Quintana Roo, es acusado de haber pirateado a cinco jugadores (Damián Mendoza, Fernando Villalobos, Oliver Zepeda, Luis Miranda y Hansen López), aunque al interior de la novena roja se habla de un Pacto de Caballeros que no se cumplió.

Y es que debido a lo alto de la nómina de Los Pingos durante la última temporada larga, éstos acordaron con los felinos prestarles a estos peloteros, sólo de buena fe, y sin que hubiera una compra o adquisición definitiva de los mismos, según trascendió.

Sin embargo, a partir de que Carlos Peralta vendió al equipo sureño a un grupo de inversionistas encabezado por Fernando Valenzuela, fue el mismo Toro quien comenzó la polémica, incluso, amenazando con llevar el caso hasta las últimas consecuencias, con los organismos internacionales pertinentes.

Respecto a esto, el presidente del México, Othón Díaz, dice en entrevista con Grupo Cantón que ellos confían en que se llegará a la verdad, misma que les dará la razón.

“Es un proceso, estamos en un país en donde todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Él está llevando el proceso, y al menos por parte de Diablos, se considera que lo que está argumentando la Liga no es necesariamente lo correcto, y para eso se está llevando todo conforme a la normatividad”.

Sin puntualizar acerca del caso, agrega que ellos son ajenos a este tema, pues ni siquiera fuellamados para testificar, y sólo se limitaron a informarles sobre esta investigación, como al resto de las franquicias de la LMB.

“Aquí la cuestión, y quiero ser muy claro, se está hablando de un problema previo a su llegada a Diablos; incluso, ustedes pudieron ver que se hablaba de algo para lo que al equipo ni siquiera han llamado, pues sólo fue informado al igual que a los otros 15 equipos, y por eso mismo nosotros no hemos tenido el conocimiento de los puntos, esto por supuesto lo está atendiendo Francisco Minjarez, pero con todo el apoyo de don Alfredo (Harp Helú) y la institución”.

Cuando se le cuestiona acerca de si estarían buscando a alguien que ocupe el puesto del inculpado, lanza que cuentan con él, pues confían en que no violó los reglamentos.

“Estamos pensando en que las cosas lleguen a un correcto fin, que bajo la normatividad se pueda llegar a definir exactamente qué fue lo que sucedió, y nosotros queremos que trabaje con nosotros.

“Ahorita hay una pausa, nosotros estamos esperando el veredicto final, es una persona que queremos que esté con nosotros, creemos que tiene mucho que aportar a la organización, y por parte de don Alfredo tiene todo el apoyo”, agrega.

EL ESTADIO

Díaz también aclara que, aunque la idea era contar con la nueva casa de los Diablos para la segunda temporada de este año, el plan es que ésta pueda estrenarse en el comienzo del año beisbolero, además con un juego de Grandes Ligas, de ahí que será en 2019 el remojo.

“Siempre fue una gran interrogación el primer módulo, pero cuando se colocó, después vino el segundo, y después vino un temblor, pero todo bien; entonces nosotros estamos muy contentos, y creo que será un escenario espectacular.

“Cuando suben el puente de la Terminal 2 pueden ver la grúa y los dos módulos del techo, dos de ocho, hoy se está cargando el tercero, y eso nos lleva a un 30 por ciento del techo, y estamos a un 95 del concreto, sólo faltan los adornos y los pequeños detalles. Estará para la próxima temporada”, asevera.

COMO EN EL FUT

Sobre el nuevo formato, que incluye los torneos de Apertura y Clausura 2018, Díaz menciona que dependerá del nivel y resultados de la escuadra citadina, para que esto prenda enseguida entre la afición.

“Mucho va a depender del nivel del equipo, porque si tú tienes uno que va a estar en Playoffs en dos ocasiones, creo que sí van a tener algo como ventaja, pero si por algo le fue mal en la primera, el esperar en la segunda me parece que será muy difícil.

“Estamos hablando de más de un mes, en donde no tendrán afición, van a tener que estar pagando salarios de jugadores y tendrán que hacer otra pretemporada”, finaliza.