¿Violaciones y acoso?

1245
Daniel Bisogno

Difícil el tema que voy a tocar con ustedes en esta ocasión en Desde el Averno, público querido dador de amor y cariño a su vez, pues lo que diga la gente, en esta nueva Inquisición que son las redes sociales, para bien o para mal, serás duramente criticado e insultado. Pero como honestamente para mí nunca ha sido un tema que me incomode o logre tener influencia en mi proceder, o dicho de otra manera, me vale tres hectáreas de pescuezona, pues me voy a aventar con las ideas tal cual las pienso y siento, tal y como siempre lo hago, le pese a quien le pese.

Resulta que desde hace unos meses arranca este movimiento, por llamarlo de algún modo, en Hollywood, donde un grupo de actrices denuncian a un productor de haber sido acosadas sexualmente por él y a partir de ahí se destapa una aparente cloaca donde aparecen miles, en su gran mayoría mujeres, que dicen haber sido acosadas y algunas ultrajadas sexualmente, curiosamente, hace muchos años, y ¿qué creen?

Pues que en México ya se siguió con esta bonita tradición a raíz de todos estos casos en los EU. Ahora aparecen varias actrices mexicanas a decir que les ha pasado exactamente lo mismo, e igual hace muchos años, por supuesto diré lo que ustedes esperan que diga: que cada quien tiene su tiempo de duelo ante un evento como este, que cada persona sabe en qué momento de su vida sale a decirlo, todo eso está muy bien, lo entiendo y lo comparto, pero analicemos el caso más reciente y de mayor impacto en nuestro país, el de Karla Souza, quien hace un tiempo confesó, primero, haber sido acosada sexualmente y unos meses después en una entrevista con Carmen Aristegui, salió a decir que no solo fue acosada sino que también fue violada. Claro está que jamás dijo el nombre del agresor, pero a las pocas horas, Televisa, tomando el papel de justiciero, investigador y figura omnipresente y omnipotente, sale en su noticiero estelar a decir a través de su conductora, que el violador era Gustavo Loza, conocido y reconocido director cinematográfico y que la empresa se deslindaba a partir de ese momento de toda relación con el cineasta, acabando así con la reputación del mismo y de paso con la ya escasísima credibilidad de su noticiero, ¡figúrense ustedes qué huevos!

Pero solo en este bizarro país pasan las cosas que pasan, porque justo su ya muy manipulada conductora se avienta este detalle impensable, acto seguido, después de anunciar su total y absoluta separación profesional del supuesto violador, lo primero que aparece en la pantalla es la cortinilla del programa 40 y 20 y lo primero que se lee en pantalla es “Idea original, producción y dirección Gustavo Loza”, figúrense. El caso aquí es que después de este acto majadero por parte de Televisa, no saben lo que tienen en su programación, pero eso es lo que menos importa, pues ahí no para la cosa; la afectada, o sea Karla Souza, no dijo nada, ni sí o no, la intención, creo yo, de salir a denunciar un evento como este pante los medios de comunicación, tendría que ser el poder evitar que el supuesto delincuente no le pueda hacer daño a nadie más. Pero si tú sales a decirlo en público para liberarte de ese peso en un acto catártico, solamente diciendo el pecado pero no el pecador, se convierte en un acto totalmente egoísta don- de te liberas de ese peso pero dejas a muchas otras corriendo la misma suerte que tuviste tú, dejando al delincuente libre. Si no vas a proceder contra el atacante, pues ve y platícaselo a tu terapeuta, de nada sirve decirlo en la pantalla si no es para intentar que el agresor jamás repita este delito, pero en este empoderamiento que se busca, hay cosas que están fuera de tono. Souza sale, avienta la piedra y esconde la mano, Televisa recoge la piedra, le pone su logotipo y la saca en la tele- visión, un afectado, gravemente afectado, ilegalmente afectado, porque hasta el momento el hombre es inocente, lo acusa una televisora que no tiene la más mínima pinche vela en el entierro (valga la redundancia) y la víctima no ha dicho si es o no es, posición lamentable, porque el que calla otorga y Karla con su silencio cómplice está apoyando la teoría de Televisa, cosa que les puede salir muy pero muy cara, pues si no tienen pruebas para respaldar la acusación tan grave que están haciendo y honestamente es muy difícil que las tengan, están metidos en un serio problema, y cuando digo que es difícil que tengan las pruebas, es sencillamente porque es muy difícil comprobar este delito si no es inmediato a su consumación, ¡ahora imaginen ustedes después de quince años!

Quiero dejar en claro que condeno totalmente este lamentable delito que le pasó a Karla y que solo ella sabrá sus motivos para mantenerlo en secreto durante tantos años y le otorgamos completamente el beneficio de la duda en toda su historia; aquí lo grave lo hizo Televisa al juzgar, sin tener el más mínimo derecho, a una persona que mientras no existan pruebas en su contra es inocente y que la única que podría señalarlo y acusarlo si así fuera el caso, es Karla Souza, cosa que hasta el momento no ha sucedido y parece ser que no sucederá. Pero luego de casos como estos se cuelgan muchas otras que sus casos no convencen a nadie y lo más importante de todo es que hacen que la causa pierda importancia y credibilidad, tal es el caso de la estandopera Niño de Rivera, quien denunció acoso porque un productor la llamó princesa y porque Ricardo Rocha la tomó de la cintura al aire, ¡por piedad! Tenemos que ser serios y darle su debida dimensión a las cosas. ¿En qué pretendemos convertirnos?, cuando ya existe una nueva Santa Inquisición, que son las redes sociales.

Esto no va para ningún buen camino, y luego vienen actos totalmente irresponsables y estúpidos como el de Sabina Berman, que acusó a un jefe de casting de cosas tremendas y cuando este mandó un comunicado furioso y con justa razón, muchos brincaron negando este suceso, ¡por supuesto que Sabina reculó y dijo que se había equivocado! ¡Háganme ustedes el favor! Por eso les dejo unas preguntas al aire: ¿se puede tener una relación sentimental con tu violador y después seguir trabajando con él y hacer muchos proyectos más, de hecho hasta asociarse con su productor? ¿Se puede seguir poniendo mensajes de cariño y admiración a la persona que te violó alguna vez? Se los dejo de tarea. He dicho.