Con José Luis Guarneros

10701
Raquel Bigorra

Twitter/@rbigorra

Mi querido José Luis Guarneros, mejor conocido por interpretar personajes como El Macaco o La Maestra Resurrección, anda de damnificado.

Estamos a punto de estrenar A oscuras me da risa y todos esperábamos que pudiera traer el vestuario de la señora Resu, pero no ha podido.

Ya le mandaron a comprar todo nuevo porque resulta que, por seguridad, desalojaron su edificio. Cara a cara les comparto la entrevista con el también intérprete de Xóchitl Janet, la quinceañera.

»» José, ¿cómo que no tienes dónde vivir?

Ando en casa de mis papás. Mi hermano y yo estamos allá desde el 19 de septiembre del año pasado. Es que el temblor afectó tremendamente y desalojaron las dos torres.

»» ¿Tú estabas en el depa cuando tembló?

Sí, fue horrible. Me fui a dormir una siesta, pues venía del ensayo y pensaba regresar al teatro. Mi hermano me despertó para avisarme que estaba temblando. Corrimos al cuarto de servicio para salir por la puerta de atrás y vimos que se cayó una pared y luego parte de la escalera. No sabíamos ni qué hacer porque el lugar está en un piso 12.

»» ¿Los rescataron o cómo pudieron salir?

Entre escombros bajamos las escaleras con el resto de los vecinos. Pero así como estábamos, por eso no pudimos sacar nada del departamento. Temblando agarré mi carro y me fui con mi hermano a casa de mis papás, pero ellos viven en Coapa. Estaba peor. Dejamos el auto en la Del Valle porque ya no se podía avanzar más y a las 9 de la noche pudimos llegar con ellos. Muy triste porque Coapa sufrió muchísimos daños.

»» Ya que está todo más tranquilo, cómo vas con lo de tu depa. ¿Es propio o rentado?

Es propio, así que seguimos pagando la hipoteca sin poder vivirlo. Pedimos un préstamo a 15 años, así que ni modo. Ya nos habían dado un dictamen, pero con el temblor del 16 de febrero parece que se afectaron más partes de la estructura y ahora nos dicen que debemos hacer una nueva revisión y otro dictamen para determinar qué hacer. No podemos entrar.

»» Pero ¿piensas que vayan a demoler el edificio? ¿Está en riesgo de que se desplome o se podrán reparar los daños?

El último dictamen decía que había que reforzar las estructuras. Va a salir caro, pero no vamos a perder el departamento. Son dos torres de 12 pisos y las dos están afectadas. El edificio no es muy viejo, es del 85, pero hay que esperar a ver qué dicen los expertos.

»» Qué situación tan difícil, José…

Sí, pero mira, gracias a Dios estamos bien, en casa de mis papás nos dan asilo sin problema y hay que estar agradecido por la vida y que tenemos trabajo.

»» Hablando de la chamba, no dejemos de invitar al público a ver la obra A oscuras me da risa. Ya estrenamos el 9 de marzo. Aparte tú hiciste la adaptación del texto de Cano con Ariel Miramontes.

Bueno, quisimos actualizarla un poquito. La última vez que se produjo esta obra fue adaptada para Los Masca y tenía sus chistes. Ahora quisimos trabajar más con los personajes, ni La Señora Resurrección o Albertano estaban en la obra original, así que adaptamos en función de eso. También le estamos apostando a la comedia de situación. A partir del 9 de marzo no se pierdan esta comedia familiar en el Centro Cultural Teatro 2.

»» ¿Pero sí va a salir vestida Resurrección, tu personaje? Porque yo no veo que traigas Twitter/@rbigorra Con José Luis Guarneros Cara a cara Raquel Bigorra su vestuario al teatro.

Ay, cómo eres tremenda. Claro, La Maestra Resurreción va a salir a escena con todo nuevo, porque por culpa del temblor no puedo sacar su ropa del piso 12. Me voy a ver mejor que tú, así que échale ganas mi amor, porque Resurrección las opaca a todas (risas). Y con ese buen humor que lo caracteriza, retomamos los ensayos y nos pusimos a chambear. Vaya historias de tantas y tantas personas que perdieron todo con el temblor. Cómo dice José, hay que dar gracias a Dios por estar vivos y seguir adelante. Todos estamos expuestos, por eso ya estuvimos preguntando cuáles son las vías de evacuación del teatro, por si llegara a pasar algún percance. Hay que estar siempre prevenidos y preparados. Mientras, seguimos afinando detalles para el estreno de la comedia. Nos leemos mañana en Ahí viene la Bigorra.