Inician preparativos para 90 entrega del Óscar

35

Con el cierre de calles y colocación de estructuras metálicas dieron inicio aquí los preparativos para el área de la alfombra roja de la 90 entrega de premios Oscar, que se efectuara el próximo 4 de marzo en el teatro Dolby de Hollywood.

La entrega de premios en la Meca del Cine es organizada por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas (AMPAS, por sus siglas en inglés) y está considerada entre las más importantes del cine en el mundo.

El cierre de calles va desde Highland y parte del bulevar Hollywood en un área tradicionalmente saturada de turistas que acuden a visitar el Teatro Chino, las estrellas del Paseo de la Fama de Hollywood y demás atractivos turisticos.

La construcción de elevadores de prensa, gradas de ventiladores y etapas previas al espectáculo ya se está apoderando de Hollywood Boulevard, que tienen ya un nutrido grupo de equipos de seguridad y bardas de enrejados.

Mientras tanto, en el interior del teatro Dolby ya bajo resguardo estricto de seguridad ya se hace limpieza, así como los preparativos para la escenografía y distribucion de los más de tres mil 700 invitados, así como las áreas de prensa y de entrevistas a ganadores.

En lo que respecta a la organización, la academia promete que ha revisado los procedimientos internos para evitar que se repita la historia del año pasado en la premiación de mejor cinta del año cuando se equivocaron con los sobres de ganadores en esa categoría, que al final se llevó “Moonligth”, de modesta producción.

Este año la más nominada es “La forma del agua”, en 13 categorías, que incluyen mejor dirección del mexicano Guillermo del Toro.

De igual forma no se descarta que para esta entrega aparezcan más muestras del movimiento contra el acoso y abuso sexual en la industria del entretenimiento y una demanda demanda en control de armas Los movimientos #TimesUp y #MeToo, de hecho, han eclipsado algunas de las otras controversias que se han mantenido en ceremonias recientes, incluyendo #OscarsSoWhite, que obligó a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas a implementar cambios en su composición.