Clanes familiares al asalto de la CDMX

Las candidaturas a cargos de elección popular en la Ciuda de México están siendo repartidas entre parejas sentimentales, hermanos, hijas y hasta ahijados; la preparación política es lo de menos...

300

Las evidencias demuestran que el poder político en la Ciudad de México se hereda, se comparte y casi es un derecho de sangre. Hay parejas sentimentales, hermanos, cónyuges, sobrinas, hijas y hasta ahijados políticos que poco o nada tiene que ver en la administración pública, pero que ahí están, buscando contender por un cargo.

La vocación y el partido es lo de menos. Están en prácticamente todos los institutos políticos y buscan un hueso a como dé lugar.

“Vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”, es una frase acuñada por el priísmo el siglo pasado, que hoy en día cobra más fuerza que nunca, sin importar los colores partidistas.

MATRIMONIOS, SOBRINAS, PAREJAS Y AHIJADOS, POR EL FRENTE

Por el lado del PRD –quien contenderá con la coalición Por la CDMX al Frente, de la mano del PAN y Movimiento Ciudadano–, hay ejemplos palpables.

En Iztapalapa, la candidata del Frente a la alcaldía es Karen Quiroga Alguiano, quien es sobrina de la todavía jefa delegacional Dione Anguiano. Vale anotar que esta es la demarcación más codiciada, pues su presupuesto es el más alto de las 16 neoalcaldías, con una bolsa de más de 4 mil 500 millones de pesos para este año.

Caso curioso: Alfredo Hernández Raigosa, pareja de Dione Anguiano, contendió como precandidato del PRD para suceder a su esposa. Y su sobrina es la diputada local Janet Hernández Sotelo, quien también quería quedarse con la silla de su tía política. Pero ambos quedaron fuera de la jugada.

Coyoacán es un caso especial para el PRD, pues luego de que Mauricio Toledo le heredó la silla de delegado a su ahijado político Valentín Maldonado para irse a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), ahora hace lo mismo con el exfutbolista Manuel Negrete Arias.

El autor del mejor gol del Mundial de Futbol México 86, es amigo y ahijado político de Toledo, quien siendo jefe delegacional inauguró en 2014, el parque “Manuel Negrete Arias”, en la colonia Hacienda Coyoacán. El exseleccionado nacional contenderá contra la actriz María Rojo, quien va por Morena. Es decir, parecería que es un concurso de popularidad más que de capacidades políticas.

La Gustavo A. Madero es digna de un caso de estudio. Y es que, por segunda vez consecutiva, la pareja sentimental Nora Arias Contreras y Víctor Hugo Lobo Román tratarán de cambiar cargos.

Lobo deja la jefatura delegacional buscando regresar a la ALDF, y Arias intentará llegar a la alcaldía de esta demarcación, donde ya fue delegada antes que su marido.

En la misma GAM, por Morena buscará la silla Francisco Chíguil, a quien como jefe delegacional se le responsabilizó de la tragedia del New’s Divine –donde fallecieron 12 personas tras un operativo fallido–. La esposa de Francisco es la actual diputada local Beatriz Rojas Martínez, quien ahora va por una diputación federal, por Morena.

La delegación Venustiano Carranza tiene “dueño”. Esta demarcación es dominada políticamente por el exdelegado Julio César Moreno, quien impulsó al actual diputado local y ahora candidato por el PRD, Juan Manuel Ballesteros, mismo que el trienio pasado ya gobernó en esta plaza.

Israel Moreno, hermano de Julio César, hasta hace poco era el jefe delegacional de Venustiano Carranza, pero fue destituido por un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por no acatar una resolución sobre laudos laborales. Y Ballesteros carga con la misma acusación a cuestas, pero logró su registro como candidato.

El candidato de la coalición encabezada por el PRD en Álvaro Obregón es Amílcar Ganado, ahijado político de Leonel Luna Estrada, exdelegado de la demarcación y presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, quien ahora buscará una senaduría por la vía plurinominal.

Por cierto, es vox populi que María Antonieta Hidalgo, la actual jefa delegacional en Álvaro Obregón, es cuñada de Leonel Luna…

El Frente va con la exdiputada local Ana Julia Hernández para recuperar Xochimilco. Ana fue apadrinada en su carrera política por Víctor Hugo Lobo en la GAM, y ahora es ahijada política de Héctor Bautista, líder de la corriente perredista Alternativa Democrática Nacional (ADN).

La delegación Benito Juárez es el bastión panista de la capital. Está dominada por Jorge Romero Herrera, quien ya fue jefe delegacional, y le heredó la silla a su protegido Christian von Roehrich –quien a su vez ahora busca una diputación local, y cuyo tío José Espina von Roerich también ya fue delegado en la misma demarcación–.

Ahora la apuesta de Romero es Santiago Taboada Cortina, su ahijado político, al igual que en la Miguel Hidalgo, donde impulsa a su protegida y compañera de bancada en la ALDF, Margarita Martínez Fisher.

Y en este tenor, el resto de las demarcaciones están dominadas por clanes políticos perredistas que imponen a sus candidatos en función de sus intereses políticos.