Sin presión por el fracaso

37

Ciudad de México.– El empate ante los Alebrijes de Oaxaca el pasado martes en el Estadio Azul, más las combinaciones en los resultados de la quinta Jornada en la Copa MX, derivaron en la eliminación de Cruz Azul de este torneo, lo que significa el primer fracaso de Pedro Caixinha como conductor de La Máquina.

“Es una palabra que a ustedes les gusta mucho, y que yo tampoco tengo ningún problema en asumir, siempre que yo no gane cada uno de los partidos, pueden decir que es un fracaso, porque yo sólo trabajo para ganar, si no gano una eliminatoria y quedo fuera de una competencia, pues sí, es un fracaso y yo asumo la responsabilidad”, afirmó sin tapujos el estratega portugués en conferencia de prensa en las instalaciones del club celeste en La Noria.

A pesar de esta eliminación y los consecuentes señalamientos recibidos, el técnico europeo descarta cualquier tipo de apremio ante los resultados.

“La verdad sentí mucha más presión entrenando en Santos, que la presión que pueda venir de trabajar aquí en Cruz Azul, desde que entré, hasta el día de hoy, no he sentido la mínima presión, no me enfoco en lo que critican o escriben, eso no me afecta, y si eso no me afecta, es una buena estrategia que le puedo pasar a mis jugadores”, aseveró Caixinha.

CONFIANZA ES LA CLAVE

El timonel cementero aprovechó su comparecencia para desmenuzar el juego ante los oaxaqueños y señalar los errores.

“Yo creo que ese último partido ha sido el mejor de local, creo que hicimos lo suficiente para ganarlo, por lo menos por dos goles de diferencia, los partidos se ganan con goles, los tuvimos, pero no los metimos y esa es la historia del partido y de la eliminación de la Copa”, confesó El Forcado, quien sabe que la falta de contundencia ha sido un mal de su equipo en este semestre.

“Lo que nos ha faltado en los últimos tres partidos es concretar por lo menos el 50 por ciento de las oportunidades que tienes, yo creo que llegando ahí, y teniendo la capacidad de hacerlo, vas a sacar el partido adelante”.

Para ello sus delanteros tienen que estar finos ante la portería y recuperar la confianza.

“Casi al término del partido (contra Alebrijes), tomé mi auto para manejar a casa y lo primero que hice fue llamar a los dos (Felipe Mora y Martín Cauteruccio), y darles esa confianza: ‘Mira tú no te preocupes, estás haciendo tu trabajo, sé que los delanteros viven de goles, tú estás teniendo las ocasiones, pero el balón no está entrando, no te preocupes, tienes todo mi apoyo’”, fueron las palabras de Caixinha a sus atacantes.

REGRESO

Pedro vuelve a Torreón, tierra donde dirigió al Santos, club al que le guarda respeto. “Sí es un partido interesante, una palabra muy importante para mí es la gratitud, tengo que estar grato con las personas que entonces creyeron en mí, y me apoyaron, es una institución, una ciudad, una afición a la cual le debo todo y a la cual le he entregado todo, así soy yo, pero eso ya pertenece al pasado, lo respeto, pero quiero hacer lo mismo o más ahora en esta institución”, puntualizó.