Diario Basta!

El impecable regreso de Luis Miguel

Luis Miguel regresó. Y confirmó sin dejar lugar a dudas, que sigue siendo el mejor cantante que tenemos en México. Su primer show en el Auditorio Nacional fue impecable. La decepción que provocó hace más de dos años al cancelar dos conciertos, se convirtió en admiración. Sus fans lo amaron y perdonaron todo en una sola noche, donde cantó dos horas y 40 minutos.

Desaparecieron todas las dudas sobre su voz, su salud y estado físico. Un Luis Miguel que bajó de peso, cautivó con la potencia de su voz, bailó y corrió sobre el escenario, pero lo más importante es que mostró una actitud amable y cariñosa con la gente. Puso en aprietos a su seguridad al acercarse constantemente al público para tocarlos, saludar y recibir flores. Nunca dejó de sonreír.

Esta temporada de conciertos será un éxito porque Luis Miguel encanta y sorprende con su sola presencia en el escenario. Su producción es sencilla, con solo pantallas luminosas, 3 coristas y 8 músicos (además de un pianista y el tradicional mariachi). En cuestión de producción podría dar mucho más, evolucionar hacia un show más espectacular, que sorprenda e inclusive sea emotivo (pueden usar el factor de la recordación y repasar los mejores momentos de su carrera como cantante). Faltan ideas para un show a la altura de los que hoy se ven el mundo, y espero que eso venga más adelante. Por lo pronto, la buena noticia es que El Sol regresó en grande y sigue siendo el número uno; hay Luis Miguel para muchos años más, si sigue por este camino de respeto a su carrera, a su persona y al público.

El Luis Miguel de 2018 es muy diferente al que habíamos visto en años pasados. Los pequeños detalles que le observamos denotan grandes cambios, muy significativos en una estrella de su dimensión. Abrió la puerta de su camioneta y se dejó fotografiar por los medios que habían acudido, algo inconcebible en otros años. Al verlo así, Luis Miguel dejó un camino sembrado de promesas. Enhorabuena.

LAS REVELACIONES DE KARLA SOUZA

En el expediente de una violación sexual entre la actriz Karla Souza y el productor y director Gustavo Loza, hubo un participante inesperado: Televisa. O, al menos, a destiempo. El gigante de la televisión rompió relaciones con él a quien pareció inculpar, y lo hizo mediante un golpe brutal al anunciarlo en su noticiero estelar, en voz de Denise Maerker.

En épocas pasadas esto habría sido suficiente para sepultar la carrera y el futuro profesional de cualquier persona; sin embargo, hoy existen las redes sociales y Loza salió a defenderse, atacando ferozmente a Televisa y diciendo que está en crisis de credibilidad, que se está desmoronando, y abrió una caja de Pandora que nadie sabe en qué terminará. El resultado: un dulce pastel para sus espacios más críticos, como Ventaneando, Carmen Aristegui, y otros.

¿Saldos? Karla Souza y Gustavo Loza están hoy en medio de un debate. Aristegui tuvo otro logro periodístico. Y Televisa es el punching bag, con un enorme costo en su imagen. ¿No había un grupo de asesores para cuidar este tipo de decisiones? Porque esto pareció muy visceral…

URGE REPLANTEAR PREMIOS TVYNOVELAS

Los Premios TVyNovelas volvieron a ser centro de controversia por las nominaciones, los ausentes, los procedimientos, la polémica en redes y los ganadores. Silvia Navarro, Adriana Louvier y Gabriel Soto no obtuvieron un trofeo, pero su premio fue más grande: el reconocimiento de público y expertos sobre su trabajo de innegable calidad y compromiso. Ignorarlos fue un error.

Al proyecto Premios TVyNovelas le urge un replanteamiento general, porque ya no casa el concepto de una revista editada por expertos en telenovelas ¡que simplemente no figuran en su gran ceremonia de premios! ¿Son premios de calidad, o de popularidad? A pesar de tener presentes a sus estrellas, este año la emisión quedó en segundo lugar de audiencia, atrás del Exatlón, algo que antes habría sido inconcebible. La crisis de confiabilidad cobró factura y si no lo corrigen, la pendiente seguirá en descenso. Los focos rojos están encendidos.

INGOBERNABLE CAMBIÓ ESTADOS UNIDOS POR COLOMBIA

En estos días, Kate del Castillo y Argos graban la segunda temporada de Ingobernable, en Colombia. La producción mudó la locación desde California (donde grabaron la primera temporada) por cuestión de costos, ya que hacerlo en Estados Unidos resultaba muy caro. Pitipol Ibarra está en Colombia al frente de toda la producción y esperan subirlo a la plataforma Netflix a finales de este 2018.

SÍ HABRÁ ESTELA CARRILLO

A pesar de que todo el elenco de Estela Carrillo está ocupado en diferentes proyectos, es un hecho que sí habrá segunda parte; pero comenzará a realizarse hasta finales de este año, una vez que los protagonistas terminen sus compromisos. David Zepeda en Por amar sin ley, Danilo Carrera en Hijas de la luna y Ariadne Díaz en Tenías que ser tú. Todos están avisados y comprometidos, y así me lo han confirmado dos de sus protagonistas, David y Danilo.