Zancadillas por alcaldías

43
Galileo Galilei

Caras alegres se pueden observar en el campamento de la candidata del PRD a la alcaldía de Azcapotzalco Luisa Yanira Alpizar, pues comentan que explotarán toda la mala imagen del actual delegado Pablo Moctezuma, ya que en cerca de tres años se la pasó haciendo teatro, sin gobernar ni atender problemas diversos de quienes votaron por él.

Y no es por amarrar navajas, pero cuentan que las cosas nomás no le cuadran a Pablo Moctezuma, que hasta de su propio establo lo están tundiendo a golpes por dejar crecer los delitos, al carecer de programas de prevención en la demarcación.

Y si no lo creen, pregúntenle al diputado compañero de partido del delegado de Azcapotzalco, Juan Jesús Briones Monzón. Lo dicho: los peores pleitos son los familiares.

Quien se defiende como gato boca arriba, es el candidato de Morena a la alcaldía de Miguel Hidalgo. Por más que sus enemigos políticos lo han querido bajar del caballo con el argumento de que calló en actos de corrupción cuando fue delegado en esa misma demarcación de 2012 a 2015, nomás no han podido porque sus demandas ante la PGJ no han contado con los argumentos de peso para tumbarlo.

Romo Guerra personalmente ha acudido a la PGJ capitalina para saber de qué es acusado y nomás lo traen vueltas y vueltas y nada. Así no se puede. Lo cierto es que Romo, antes subido en el barco amarillo, ha dicho que el fuego es amigo o mejor dicho examigo, pues no le perdonan que se haya ido a los brazos del primo incómodo –Morena–.

CON AMIGOS COMO ESOS PARA QUE QUIERE ENEMIGOS.

Quien se toma las cosas muy en serio, es la candidata a la alcaldía por la GAM, Nora Arias Contreras, pues de inmediato se puso a diseñar, junto con su equipo de trabajo, la estrategia de campaña para iniciar a tambor batiente cuando se llegue la fecha para no perder tiempo, y empezar a convencer al electorado “de que más vale apostarle a la continuidad que al oscurantismo”.

Es cierto que la demarcación enfrenta problemas diversos, pero nada que no se puedan solucionar con el apoyo de los comités vecinales. Quién se apunta.