El sureste, un filón de oro

19
Victor Sanchez

Correo: vsanchezb@gmail.com

A pesar de las inversiones que se realizan en varias regiones del país, el sureste mexicano está casi en el olvido. Las zonas petroleras fueron materialmente abandonadas con la caída en los precios del petróleo, por una parte, y con la Reforma Energética, por la otra, donde estados como Campeche y Tabasco, no reciben el beneficio del empleo.

En infraestructura, el gobierno federal invirtió globalmente de más de 56 mil millones de pesos, realiza 139 obras estratégicas en toda la región, como lo anunció el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, durante la entrega del Libramiento de Villahermosa y la modernización de la carretera Villahermosa- Cárdenas, dos obras de estratégicas para Tabasco.

Sin embargo, es fundamental el impulsar con inversión zonas productivas, que en el pasado estaban destinadas para el ganado, por ejemplo, en Tabasco. De acuerdo a datos de trabajadores petroleros, alrededor de un 15% de los pozos petroleros que estaban en funcionamiento hasta antes del 2010, están en desuso. Por ello, es fundamental el limpiarlos y convertirlos en zonas productivas de alimentos.

Al mismo tiempo, en apoyo al sector industrial de la todavía importante producción petrolera de la región, tanto en Tabasco como en Campeche, es fundamental detonar las zonas industriales, ligadas a la química y petroquímica, pero con la salvedad de sean amables con el medio ambiente.