Diario Basta!

Bolas el engrudo

Una vista panorámica y a detalle de los procesos internos partidistas en la selección de sus abanderados a las 9 gubernaturas en disputa este año, confirma que a los partidos se les hizo bolas el engrudo.

Los expertos en puntos de vista de El Rincón del Chamán coincidieron en que el desenlace preelectoral que vemos en los estados no es otra cosa que el fruto de lo que ocurre dentro de los partidos, principalmente las alianzas champurradas de las llamadas izquierda, la derecha y los otros. Ya nadie puede culpar de este confuso ambiente a una crisis de las ideologías, porque parece que como diría un amigo comediante ¡Ya no hay, no hay! En realidad las cartas con las que jugarán los partidos en muchos casos no fueron las que todos esperábamos ni nos imaginábamos.

Cómo estarán las cosas que hasta las alianzas hicieron agua y nos referimos a los casos de Jalisco, Morelos y Yucatán en el caso del frente PAN-PRD-MC mientras que en Chiapas los verdes le han hecho ver su suerte a los priístas y eso puede terminar en una escandalosa separación que dará mucho material a las revistas de los salones de belleza. Mientras que Morena, el partido de ya saben quién y que no tiene ninguna gubernatura que perder, apuesta a cachar alguna en este río revuelto.

Lo que ocurra en las elecciones para las gubernaturas de la CDMX, Guanajuato, Morelos, Chiapas, Yucatán, Jalisco, Tabasco, Puebla y Veracruz será de difícil pronóstico. Todo puede suceder. Gato con ojos al revés. Pero como diría el clásico, vamos por partes. El góber de las charamuscas, Miguel Márquez Márquez, sin complicaciones logró colocar a su heredero al trono, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, quien se venía desempeñando como secretario de Desarrollo Social y Humano en la entidad.

Sus envidiosos detractores dicen que se la pasó haciendo campaña con el programa “Impulso Social” al que destinó 5 mil millones de pesos. Sinhué dejó en el camino a Fernando Torres Graciano. En el caso del PRI, que estuvo indeciso durante semanas, apenas acaba de nominar al ex senador Gerardo Sánchez García, ex líder de la CNC, pero parece que no tienen mucho que hacer en una entidad gobernada por el PAN durante 25 años. En Morelos parece que se está rodando una de esas películas de surrealismo puro. Y no nos referimos sólo a Cuauhtémoc Blanco como candidato a gobernador por Morena y su conservador aliado el PES, sino a los otros abanderados.