Guerra Sucia en internet…Lo malo cuenta mucho

97

Los argumentos negativos que forman parte de las campañas negras, siempre tendrán más resonancia que los positivos, considera experto

Por: David Casco

Hace 12 años, la guerra sucia de y contra candidatos se vivió a través de correos electrónicos y presentaciones elaboradas en power point. Seis años atrás, la guerra se amplió a la radio y televisión. Ahora, el campo de batalla se traslada las redes sociales, principalmente en Facebook, Twitter y YouTube.

Y estas redes sociales, más bien lo que se diga en ellas, tendrá una gran repercusión en el ánimo de los votantes, lo que podría influir a la hora de emitir el sufragio.

El auge de estas plataformas, y la falta de regulación de las mismas, han hecho que las redes sociales sean tierra fértil para que los ataques y noticias falsas se propaguen a gran velocidad, sin que las autoridades electorales puedan hacer algo.

En este sentido, Ramón Morales Izag uirre, experto en imagen pública y en discurso político, considera que es un problema difícil de regular, pues no existe una asociación directa entre la campaña y los mensajes negativos contra algún precandidato, y es muy complejo demostrar de dónde vienen o surgen estos ataques.

En entrevista con Grupo Cantón, el también catedrático de la Universidad Panamericana apunta que la información negativa en las redes sociales estará muy presente, pues es sumamente complicado y difícil probar el origen de los ataques.

Aún más, este fenómeno, que ya se dio en las campañas presidenciales de Estados Unidos, se está extendiendo a México, sobre todo por el factor exponencial: En 2006, había en nuestro país 16 millones de usuarios de internet. Y para este año, de acuerdo a la Asociación Mexicana de Internet, habrán más de 70 millones.

“SI SANGRA, ES POR AHÍ”

Ramón Morales, quien estudia una maestría de Artes Liberales de Gobierno por la Universidad de Harvard, considera que, ante el crecimiento en los consumidores de las redes sociales, la mayoría de las personas ahora consumen información por esta vía.

“Entonces, ¿qué es lo que aquí pasa?, que en la curva de aprendizaje México también está entrando a una postmodernidad digital, donde las personas se informan más a través de las redes sociales más que en los medios convencionales”, dice Morales Izaguirre.

Para el experto en discurso político, no hay vuelta de hoja: “Las campañas, los argumentos negativos y la información contradictoria, de índole sexual, o de finanzas o conflictos, siempre tendrá más resonancia que los argumentos positivos, que las propuestas políticas de fondo o las virtudes de los candidatos. Lo malo permanece, y como dicen: si sangra, es por ahí”.

El maestro Ramón Morales explica que el consumismo siempre va a estar buscando o siempre tendrá un mayor interés en la información negativa.

“Ahora, en la prensa también se resalta la información negativa. Es virtualmente imposible en que encontremos un análisis de fondo en las propuestas económicas de un candidato en un periódico, una revista de espectáculos o deportiva, es totalmente imposible; pero si hay un spot con crítica, si hay ataque, si hay información de conflictos, la van a encontrar”.

Entonces, apunta que de entrada las campañas negativas tienen resonancia mediática, porque el consumidor va a pagar dinero por enterarse de qué es ese ataque; “va a enterarse de las ‘virtudes’ que puede tener un nuevo candidato”.

Morales Izaguirre aduce que en televisión es muchísimo más fácil raestrear quién pagó esa pauta, a quién se le pagó, y en redes como Facebook obviamente es un proceso un poco más subrepticio, cuando menos por ahora.

El especialista, certificado por Harvard en Comunicación Empresarial, anota que el efecto de las campañas negativas es brutal, pues “generalmente la información negativa tiene mayor permanencia en el electorado, en su memoria a un mayor plazo, se retiene todavía más.

“Entonces, por lo general son los ataques los que tienen más permanencia a largo plazo en el debate. Ahora sí, como dice el Presidente: ‘Lo bueno no se cuenta, pero cuenta mucho’, porque lo malo es lo que más se cuenta.

Concluye: “Las campañas negativas por lo general están enfocadas a revelar pérdidas, riesgos, peligros y el electorado está constantemente evaluando a los candidatos. Y eso es lo que más permanece”.

CONTRA AMLO Llamadas telefónicas desde un número desconocido o de Puebla, donde una grabación acusa que López Obrador venderá el petróleo a Rusia y a Venezuela en caso de que gane la elección.

CONTRA MEADE Un rumor recorrió las redes sociales: “Como no levanta la precampaña de José Antonio Meade, el PRI lo sustituirá por otro candidato”. El exsecretario de Hacienda dijo que era una infamia.

CONTRA ANAYA La revista Proceso reveló que el Ricardo Anaya Cortés creó en 2009 la fundación “Por más Humanismo”. Y el exlíder del PAN dice que es una campaña en su contra, orquestada por el PRI.

FACEBOOK 66.5 millones de usuarios tiene Facebook en México.

YOUTUBE 47 millones 875 mil usuarios de YouTube en nuestro país.

INTERNET 70 millones de mexicanos con acceso a internet.

WHATSAPP 65.1 millones de usuarios tiene el servicio de mensajería Whatsapp en México.

Twitter 43 millones 885 muil usuarios tiene Twitter en México.