Hacen como que legislan

20
Jesus Sanchez

Más allá del rollo mareador de los políticos profesionales, la pregunta que flota en el ambiente es qué podemos esperar del último periodo ordinario de sesiones en el Congreso. Pues no mucho. Quien crea que los legisladores no se distraerán de sus tareas y harán como que no ven ni oyen las campañas, vive en el error.

Tenga la seguridad de que desde hace rato y en los próximos meses, los legisladores no tendrán ratos de sosiego, porque seguro tendrán un ojo puesto en las elecciones y el otro también. La agenda de los pendientes sigue en la congeladora y como diría don Teofilito ahí seguirá. Tome nota.

Al menos en lo que toca a la actual legislatura sólo un milagro haría posible el nombramiento de los fiscales, tanto el General de la República, como el Fiscal Especial Anticorrupción y el Fiscal Especial para Delitos Electorales. Pero no ocurrirá. La bancada del PAN ya le puso corchetes, candados y hasta cascabeles para que no se mueva de donde está. La ruta previa es la reforma al 102 Constitucional y sólo entonces podrá entrarse a la discusión a fondo de la ley que crea la Fiscalía General de la República y, luego los nombramientos.

Y eso que el mensaje es que no existe la intención de arrastrar los pies… Así es que si sabemos contar, pues esperaremos que salga humo hasta la próxima Legislatura, pues la actual ya va de salida. Más politizados no podrían estar estos temas. Todavía falta que se nombre el nuevo Auditor Superior de la Federación, eso sin contar con que el Congreso debe resolver otros nombramientos como los nuevos responsables del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), del Consejo Federal de Competencia Económica (Cofece) y del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

Resulta penoso que a pese a ser un tema tan sobado por los partidos, el Sistema Nacional Anticorrupción anda pero en muletas y sin dientes. El péndulo de la Corte. Y eso no es todo. Los legisladores tienen sobre sus cabezas cumplir con la orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de emitir la legislación relativa al 134 constitucional para regular los gastos destinados a la publicidad gubernamental.

Todas las bancadas dicen que cumplirán, pero tienen hasta el 30 de abril para hacerlo. Seguro agotarán el tiempo que les queda y luego presumirán que son muy cumplidos, aunque ya se les había olvidado este tema. ¿Y si no cumplen? La Corte seguro los destituye. ¿Qué no? Para variar las bancadas presentaron agendas tan abultadas que difícilmente cumplirán o lo harán a medias.