Reformas no funcionan y afectan economía del país

Está lejos el objetivo que el mandatario había prometido al principio de su sexenio, el cual era crecer el 5 por ciento

244

Ciudad de México.– Las reformas estructurales del presidente Enrique Peña Nieto especialmente la energética, han afectado las actividades motoras de la economía en el país como la industrial, la cual se contrajo 0.6 por ciento en 2017 arrastrada por una caída del 9.8 por ciento principalmente en la extracción de petróleo y gas, por lo que está lejos el objetivo que el mandatario había prometido al principio de su sexenio, el cual era crecer el 5 por ciento.

De acuerdo con cifras del Inegi, los componentes de la actividad industrial que registraron un decrecimiento el año pasado fueron la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final, el cual cayó 0.2 por ciento; la Construcción, 1 por ciento, y la Minería, 9.8 por ciento.

Dentro de la minería, los subsectores de la extracción de petróleo y gas cayeron 10.3 por ciento y la minería de minerales metálicos y no metálicos, 1 por ciento, en un año en el que la economía mexicana habría crecido 2.1 por ciento, según con la estimación oportuna realizada por el Inegi.

Ayer, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reconoció que México ha enfrentado situaciones adversas en los últimos cinco años que presionaron a la economía mexicana, como la reducción en el precio del petróleo, caída en las exportaciones y la depreciación del peso.

La Reforma Energética, que supuestamente bajaría precios de los energéticos y colocaría a México en un lugar preponderante en el mercado mundial de hidrocarburos, no ha dado los resultados esperados. Al contrario: los precios aumentaron y las energéticas mexicanas es tán prácticamente en quiebra.

El año pasado, Pemex produjo mil 948 millones de barriles diarios de petróleo crudo, 9.5 por ciento menos en comparación con 2016, cuando bombearon 2 mil 154 millones de barriles diarios. Desde el año 2013, cuando se dio la promulgación de la Reforma Energética, hasta 2017, la producción petrolera ha bajado 22.75 por ciento.