Con el automovilismo en el corazón

José Antonio Ledesma se estrenó como monarca de la Fórmula México, el primer gran paso en su carrera

46

Ciudad de México.– Qué Copa no es hermosa, es el significado del triunfo, del sacrificio, del trabajo y el esfuerzo; el trofeo de la Fórmula México en temporada de debut como categoría de la Copa Notiauto también lo es.

No alcanzará el medio metro, pero su color plateado brilla con luz propia, de sus dos hazas salen listones color azul y blanco, identificando a la competencia, las cuales adornan el galardón de José Antonio Ledesma Rueda, el Campeón en 2017, que obtuvo este cetro reluciente a bordo de su LATAM F2000.

“Son muchas emociones indescriptibles en realidad, piensas en que todo lo que has trabajado se está consolidando en este momento, todas las personas que me han apoyado todo el camino que se ha recorrido, las adversidades que se han superado para llegar a este punto”, revela José Antonio Ledesma, en entrevista para Grupo Cantón acompañado de su cetro.

Orgulloso con su Copa a un lado, José Antonio recuerda cómo nació su pasión por el deporte motor.

“Desde que yo tengo memoria siempre me llamó la atención el automovilismo y a todo mundo le decía que yo iba a ser piloto, por qué, no lo sé, pero yo sentía en mi corazón que iba a ser piloto”

“Fui a un par de eventos NASCAR de niño y veía a Adrián Fernández y Mario Domínguez y decía yo quiero ser como ellos, fue un largo proceso convencer a mis papás, ya te imaginarás las pláticas de ‘es que estás loco, eso no deja nada’, les fui pidiendo las oportunidades, gracias a Dios accedieron y me han apoyado en todas mis carreras”, confiesa Ledesma Rueda, quien añade que persuadir a sus padres no ha sido lo más complicado en su carrera.

“No, yo creo que fue empezar como todo, porque de la noche a la mañana fue decirles a mis papas yo quiero ser piloto, tratar de conseguir un go kart e incursionar en el medio no es fácil, es de los deportes más caros y con más difícil acceso que hay, entrar no es sencillo y una vez que entras como dicen es la peor droga, una vez que entras ya no sales, porque te gusta y lo quieres hacer más, buscas más velocidad”.

“Es una disciplina que no tiene margen de error, porque apenas te distraigas o no le dediques el tiempo que demanda, tu carrera acaba y no vas a lograr tus objetivos”, comenta.

A sus 21 años, José Antonio además de ser piloto, estudia Ingeniería Industrial en el Tecnológico de Monterrey, algo que ha añadido adrenalina a su vida.

“Al principio sí era bastante difícil porque era kartista y les comentaba a los profesores que corría y no me daban su apoyo me decían: ‘yo doy mi clase y usted sabe si se la pierde, yo no repongo’ y ahí es cuando decides ok, hago el sacrificio, voy corro y le demuestro al profesor que sí puedo, con todo aunque no me dé el permiso”.

“Conforme avanzó el tiempo cuando incursionamos en el Ginetta Challenge y ahora en Fórmula LATAM, fue mejorando porque los profesores ya entendían el impacto que estábamos teniendo, cuando corríamos el Ginetta Challenge era hacer tareas entre aviones, aeropuertos y entre carreras, ya te imaginarás, te subes al carro, haces tu carrera, te bajas y concentrado en tu tarea y así estás”, añade el conductor nacido en la Ciudad de México.

EXPERIENCIA, CLAVE

El haber participado en el Ginnetta Challenge, competencia de autos circuito que se lleva a cabo en Europa, fue un punto importante en la trayectoria de José Antonio Ledesma, quien sobresalió en el top ten de los novatos en los dos años en los que participó.

“Fue mucha experiencia muchos retos que superar, los demás pilotos que quieren aplicar las novatadas, hay que sobreponerse a ellos, aprender el juego y jugar mejor que ellos, la experiencia que adquieres es muy diferente y cuando regresas y lo aplicas en México en otras categorías ves que sí es diferente y te da muchos beneficios”, señaló.

Beneficios que ya rindieron sus primeros frutos con el campeonato nacional.

“Sí me ayudo a sentirme con más confianza a enfrentar mejor las parrillas, porque allá son parrillas de 50 carros y cuando compites con menos carros llegas más seguro de lo que vas a hacer, de tus capacidades”, aseveró el automovilista, que desde la primera fecha demostró que esta competencia sería suya.

“Sí, debuté con dos podios y dije, ‘esto sí es para mí’, cor r imos las siguientes fechas y también nos fue muy bien, sabía que nos teníamos que agenciar este campeonato”.

FUTURO BRILLANTE

El primer gran reto para José Antonio Ledesma será revalidar su título en la Fórmula México.

“En parte sí, porque ya todos te dicen el Campeón y eres el target a vencer por lo que sí, hay que echarle más ganas, prepararse mejor, trabajar más en pista”

“No va a ser sencillo, ya que estamos corriendo y lo intercalo con la universidad, pero estamos entrenando física y mentalmente, nos sentimos confiados, pero no en el sentido de que ya no me voy a preocupar, sino que tenemos la confianza de lo que podemos hacer otra vez bien”, afirma.

Aunque en la mente de Ledesma el futuro aguarda aún muchos más restos.

“Mi enfoque es llegar a lo más top del automovilismo, no sé si se pueda llegar a Fórmula Uno, pero hacer todo lo posible que también podría ser Indy Car o el Mundial de Resistencia” manifiesta el capitalino quien tiene en grandes figuras del automovilismo su inspiración.

“Internacionalmente a Ayrton Sena su estilo de manejo era correr al límite, si nos vamos más atrás, me encanta el estilo de Jim Clark, era impresionante y a nivel nacional a Pedro Rodríguez, él fue un fuera de serie”

“Influyen mucho en mí, hacen que crezca la pasión, ya viendo el video de cómo ellos lo hacen, yo lo puedo hacer mejor y que algún día yo sea un referente como ellos lo son de mi”.