Tiendas de ANTAD tienen su peor enero en 3 años

43
MALMEDY, BELGIUM - MAY 7: Aisle with various of rice in a Carrefour hypermarket, a French multinational retailer, and one of the largest retail chains in the world. Taken on May 7, 2015 in Belgium

En enero de 2018, las cadenas comerciales afiliadas a la ANTAD registraron un avance nominal de 3.9 por ciento en ventas a tiendas comparables y un incremento de 7.3 por ciento a unidades totales, según información del organismo empresarial que preside Vicente Yáñez.

En el primer caso, se trata del menor incremento para un mes de enero en los últimos tres años, además de resultar por debajo de lo anticipado por el sondeo de Bloomberg con analistas, que consideraba un aumento promedio de 5 por ciento.

Expertos del sector comercial atribuyeron el modesto crecimiento de las ventas de enero al impacto desfavorable que mantiene la inflación en el poder adquisitivo de los consumidores, además de un calendario desfavorable –dado que enero de 2018 tuvo un domingo menos que igual mes del año pasado- y la desaceleración que mantienen en su crecimiento indicadores como las remesas de dinero y el crédito al consumo.

En términos reales, es decir, al descontar la inflación, las ventas a tiendas iguales de los socios de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) disminuyeron 1.5 por ciento entre enero de 2018 y el mismo mes del año pasado, mientras que a unidades totales observaron un incremento de apenas 1.6 por ciento. En ambos casos, se trata del desempeño más flojo para un enero desde 2014.

“El número confirma que sigue la desaceleración del consumo que vimos desde la segunda mitad del año pasado, con una caída del salario real que mantiene su efecto negativo sobre el bolsillo de los consumidores”, dijo Valentín Mendoza, analista de Banorte-Ixel Casa de Bolsa.

Por su parte, Carlos Hermosillo, experto del sector en Actinver Casa de Bolsa, calificó el desempeño de las ventas de enero como flojo y coincidió que el factor que más ha impactado es la caída del salario real.

“El consumidor sigue perdiendo poder adquisitivo, las revisiones salariales han estado por debajo de la inflación, lo que ha mermado su poder de compra”, agregó.

Con información del financiero.