Bajo una misma bandera

Corea del Sur y Corea del Norte estrechan lazos en una participación conjunta para los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018

42

Pyeongchang, Corea del Sur.– Desde hace más de 60 años la península coreana vive una situación de inestabilidad política, las hostilidades entre Corea del Sur y Corea del Norte han provocado una fuerte tensión actual.

El conflicto entre las dos Coreas se remonta a 1945 cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, hasta entonces ese territorio era una colonia japonesa, tras la rendición de la nación del sol naciente en el conflicto armado, los Aliados dividieron la península por el paralelo 38, quedando en el norte las tropas soviéticas y en el sur las estadounidenses.

En 1948 la península se dividió en dos entidades políticas, la República de Corea (Corea del Sur) y la República Democrática Popular de Corea (Corea del Norte).

Los sistemas político-sociales contrapuestos en los países, el capitalismo y el comunismo, provocaron una guerra que inició en 1950.

Tras intensos combates en 1953, ambos Estados celebraron un acuerdo de alto al fuego, aunque no se hizo un tratado de paz.

En la década de los años 60 se registraron ataques y provocaciones armadas por parte de ambas naciones lo que llevó a la muerte de centenares de coreanos.

Durante los siguientes años se firmaron acuerdos de paz y prosperidad entre ambos, sin embargo, el diálogo político entre las dos Coreas ha estado marcado por cierta inestabilidad, donde las pugnas por ambas partes han tenido momentos de mayor o menos tensión.

Tras el ascenso al poder de Kim Jung-un en Corea del Norte, esta tensión se ha elevadhasta el grado en que el dictador puso fin al Acuerdo de Armisticio firmado en 1953.

MOMENTO DE PAZ

La celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, Corea del Sur, ha sido un bálsamo para el mundo que vio desfilar a las delegaciones de ambas Coreas bajo una misma bandera unificadora.

En medio de una sonora ovación, el Estadio Olímpico fue testigo de cómo los atletas de Corea del Sur y Corea del Norte desfilaron bajo un lábaro blanco sobre el que se dibujaba la península coreana de color azul.

Arriba en el palco de honor, Kim Yong-nam, presidente surcoreano saludó con entusiasmo a los deportistas, mientras que Kim Yo-jong hermana del líder norcoreano, Kim Jongun hizo lo propio, acto seguido ambos personajes estrecharon sus manos en un símbolo de paz y unidad.

Tras el desfile del equipo de las Coreas se interpretó el Arirang, canción tradicional corea na por excelencia, considerada el himno no oficial de ambos países, con una emocionante puesta en escena.

El presidente del comité organizador, Lee Hee-beom, aludió este hecho sin precedentes en su discurso de apertura.

“Los Juegos de Pyeongchang demostrarán ser unos juegos de la cultura, pero sobre todo unos juegos de la paz. Hace apenas unos momentos, el mundo entero ha sido testigo de una marcha histórica con la bandera unificada de la península de Corea. El deporte tiene un gran poder para unir a las personas trascendiendo los conflictos”, expreso.

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) también expresó su beneplácito por lo sucedido.

“Estos son los Juegos que todos hemos estado esperando, los primeros Juegos Olímpicos de Invierno de la República de Corea, se pueden sentir muy orgullosos, llegó el momento de Pyeongchang”, sentenció el dirigente antes de dar por inaugurada la justa invernal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.