Tírate a matar este San Valentín

7506
Raquel Bigorra

Twitter/@rbigorra

Una taza con la foto de los dos, un llavero de corazón dividido a la mitad, un calzón de pata larga que diga algo romántico personalizado, una playera con la foto de los dos, un mandil donde se lea clarito a quién pertenece tu corazón, una cama decorada con un corazón lleno de rosas. Hay tantos detalles con los que podemos sorprender.

Un oso gigante con un Te amo en el pecho, un álbum cargado de los mejores momentos juntos, llenarle el auto de post-it con palabras románticas.

¿Qué tal una carta de amor en estos tiempos donde hace rato no escribimos nada? Un libro de poesías, una caja de chocolates, un ramo de rosas. Desde lo más sencillo, hasta un regalo con mayor presupuesto aplica en estas fechas.

Llevártelo al aeropuerto con los ojos vendados, hacerle o que te hagan la maleta y que te tome por sorpresa el destino seleccionado por tu amante, hasta que lo mencione el capitán por las bocinas del avión. Ya le voy a parar con los ejemplos porque voy a suspirar. Lo que quiero hoy en este espacio, es recordarte que siempre son bien recibidos los detalles para demostrar el amor. Hacer sentir especial a la persona amada te hace sentir aún más especial a ti, cuando estás en búsqueda de ese detalle que sorprenda.

Estamos a tiempo. Tenemos una semana para decirle de una forma diferente, te amo. Ya viene el 14 de febrero y no nos podemos permitir un año más que pase como si no se celebrara nada. Llénate de ilusión y construye ese momento en tu mente, trabájalo y da lo mejor de ti. No te quedes con nada.

Si te fijas algunos de los cursis ejemplos que te puse de regalo de San Valentín, ni son caros ni originales. Pero el efecto que causa es maravilloso. Después de tantos años juntos, uno pierde ese romántico hábito que teníamos de sorprendernos cuando éramos novios. Ahora las deudas y gastos de la casa son prioridad. ¿Y la pareja, cuándo?

Es momento de motivarte e inyectarte esas ganas contagiosas que le haga recordar cuanto lo amas. “Ya lo sabe”, dirán algunos. Son los que dan todo por sentado y después aparecen en las encuestas dentro del alto porcentaje de matrimonio que se separan por falta de comunicación. Si bien suma muchísimo a la relación dialogar acerca de lo que no te gusta y cuáles son tus necesidades, es igual de importante demostrar el amor.

¿Sabes cuantas personas se quejan de tener una pareja que nunca les ha dicho te amo? O que jamás han tenido con ellas un detalle que lo demuestre. El día a día cuenta, sentirte cuidada y protegida pero también valorada y amada.

Manos a la obra. Vamos a volvernos locos y a sacarle provecho a este 14 de febrero. Vamos a exprimir a San Valentín como lo hacen los enamorados. Esos amores que están esperando esta fecha desde hace un par de meses porque por fin se van a animar o consiguieron la cita con la chica que les gusta Vamos a sembrar en nuestra mente que este 14 de febrero es para conquistar, para tirar a matar, como pensábamos cuando éramos novios.

No lo trates como tratarías a tu marido un San Valentín. Trátalo como lo tratabas de novio y vivieron felices para siempre, gracias a El manual de la buena esposa.