Constituciones en riesgo

20

A 101 años de su promulgación, el principal enemigo de la Constitución nacional es su incumplimiento. Y lo mismo está ocurriendo con la Constitución de la Ciudad de México, pues a un año de su promulgación, los diputados locales han vulnerado el texto original con las leyes secundarias que han aprobado y no toman en cuenta lo establecido por la propia Asamblea Constituyente.

Eso, sin tomar en cuenta, de que en la Suprema Corte de Justicia todavía no se dirimen diversas impugnaciones, donde se demanda la invalidez de diversas disposiciones que se contraponen con la Carta Magna nacional. Durante la ceremonia por el CI aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, celebrada en el Teatro de la República en Querétaro, el presidente de la Suprema Corte, Luis María Aguilar Morales, calificó de “alarmante” el resultado arrojado por la Tercera Encuesta Nacional de Cultura Constitucional, en el sentido de que el 84 por ciento de las personas encuestadas considera que la Constitución se cumple “poco” o “nada”.

Aguilar Morales, convocó tanto a ciudadanos como a autoridades a acatar la Carta Magna, pues a su juicio, la Constitución nacional es la norma suprema, la ley fundacional del Estado, en la que debe estar sustentado todo acto de autoridad; todo el entramado institucional y toda interacción con nuestros semejantes, partiendo de la universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad de los derechos humanos.

Sostuvo que a 101 años de su promulgación, “no tengo la menor duda en afirmar que el principal enemigo de la Constitución es su incumplimiento”, dijo ante el titular del Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto; los presidentes de las mesas directivas del Senado y la Cámara de Diputados, Ernesto Cordero Arroyo y Edgar Romo García, y el Gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, Presidente de la LIV Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). “Se ha afirmado que el país nada en ríos de ilegalidad.

No es sólo que las autoridades no hagan cumplir las leyes. Es que los ciudadanos tampoco están dispuestos a acatarlas”, expuso. Por ello, Aguilar Morales exhortó a autoridades y ciudadanos a cumplir con la Carta Magna para tutelar los derechos humanos; para consolidar la democracia, entendida también como un sistema de vida.