¡Ya cállate, ya cállate!

721
Chucho Gallegos

Twitter/@JesusGallegosR

Estrepitoso fracaso de El festival de la salsa en logística de producción y audio, para acabarla contrataron a un cirquero llamado El Brody y no digo merolico porque insulto a estos charlatanes de verbo convincente y florido. El locutor trató de amenizar los largos intermedios entre los cuatro grupos de salsa que actuaban esa noche y no solamente resultó aburrido, si no tedioso hasta el cansancio. El público le empezó a chiflar transcurridos más de 20 minutos. Me recordó al Príncipe Carlos de España, en aquella cumbre de presidentes en la que el finado Hugo Chávez, mandatario de Venezuela en aquel entonces, entonaba su discurso que era más largo que la cuaresma y el monárquico le dijo: “Ya cállate, ya cállate”.

FRACASO EN PRODUCCIÓN

El festival de la salsa se presentó en la Arena Ciudad de México con un elenco integrado por La Sonora Dinamita, Eddie Santiago, Víctor Manuel y Óscar de León, los cito en el orden en el cual se alternaron. Este monumental coliseo con cupo para más de 18 mil personas, no rentó, no tiene o no exigió que hubiera un telón que cubriera el escenario, para evitar que el público viera el tránsito de personas corriendo para quitar instrumentos de la presentación que acababa de ocurrir y poner el equipo de la siguiente y para rematar con las fallas, todavía invitan a la payasita Gomita y a un fortachón del programa Enamorándonos para que cubrieran los largos minutos de espera.

OLVIDARON RECURSOS

No solamente señalo los errores. Los que nos dedicamos al mundo del entretenimiento y hemos visto producciones de grandes artistas, sabemos que hay recursos como pantallas para poner la biografía o los incidentes/accidentes y carrera discográfica de los artistas en turno, y si por falta de recursos no se contrataron, el jefe de producción o director de escena debió preparar a El Brody para que hablara en esos largos intermedios sobre la vida artística y discográfica de cada uno de los que se presentaron y así evitar que soltara palabras sin ningún sentido.

LOS QUE NOS HICIERON BAILAR

La Sonora Dinamita y Óscar de León fueron los shows más vistosos e influyentes en el ánimo del público. El grupo de Lucho Argay y su viuda Elena, animaron por su género musical que como sabemos en México, se toca y se baila más cumbia que salsa. PASIÓN Y RITMO Óscar de León cerró el espectáculo cerca de la una de la mañana cantando con su voz inconfundible y con un tono muy grato, interpretando el repertorio que conocemos y los éxitos que nos pusieron a bailar al compás de Llévala al cine, cómprale flores y muchos éxitos más, en el elegante palco en el que celebrábamos el cumpleaños de nuestro gran amigo Amando Mastache acompañado de Lety, su distinguida esposa y demás admiradores de Amando que agradecimos con aplausos la entrega del cantante interpretando y bailando a sus 70 años mejor en la danza que un cincuentón.

EDDIE Y VÍCTOR MANUEL, LAS MOMIAS DE LA SALSA

La movilidad en el escenario de Óscar de León, el compás de sus pasos contrastaba con la seriedad monolítica de Eddie Santiago, que desde luego se oye mejor en radio que verlo y lo mismo pasa con Víctor Manuel, cantante de muchos éxitos, pero que interpretando salsa se movía más la estatua de la libertad que ellos dos. La salsa en México vive gracias a la estación de radio La sabrosita, que ha dirigido con genialidad Manuel Durán por más de 20 años. Gracias a Durán la salsa vive en México.

COSQUILLAS EN LAS PIERNAS

La salsa es un derivado del son y dirán también: Pues los soneros no se mueven, pero la combinación de sus instrumentos entre ellos el tresillo son mágicos pues en cuento suena el bongo no hay quién resista las cosquilla en las piernas. Y desde luego que Santiago y Víctor Manuel si complementaran su show con coros y un ballet, serían más espectáculo, pero desde luego su estilo es ese y es muy respetable.

MANUEL DURÁN EL PAPÁ DE LA SALSA EN MÉXICO

Y les confieso un sueño, para hacer El festival de la salsa en apertura con miras a durar muchos años juntaría este elenco: Gilbertito Santa Rosa, Luis Enrique, Marc Anthony y Albita Rodríguez, y la publicidad en prensa se la daría a la única e inteligente Vicky López, esto siempre y cuando le pegue a la lotería española con euros. Vicky López más cuento que verdad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.