Desaíran a Trump

Malcolm Jenkins, Chris Long y Torrey Smith, decidieron no asistir a la visita que hace el equipo Campeón de la NFL a la Casa Blanca

80

Ciudad de México.– El Super Bowl es historia, los Eagles se coronaron ante los Patriots en la edición número 52 del duelo decisivo de la National Football League (NFL), sin embargo los ecos so­bre la coronación del conjunto de Filadelfia siguen dando de qué hablar.

En esta ocasión los protago­nistas son los monarcas del fut­bol americano, el safety, Mal­colm Jenkins; el ala defensivo, Chris Long; así como el recep­tor abierto, Torrey Smith han declinado su participación a la recepción del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump en la Casa Blanca.

Una tradición que honra cada año al mejor equipo de la tem­porada de la NFL.

“Personalmente no anticipo a asistir a esa cita”, señaló el ju­gador afroamericano Malcolm Jenkins para la cadena CNN, quien añadió, “mi mensaje ha sido claro todo el año. Estoy por crear un cambio positivo en las comunidades de dónde vengo, ya sea Filadelfia, New Jersey, Ohio Louisiana o todo el país”.

En una entrevista con la radio en Filadelfia, Chris Long secundó las palabras de su compañero afirmando que de igual manera se ausentará de dicha ceremonia con el manda­más estadounidense.

“No, no voy a ir a la Casa Blanca ¿Estás bromeado?”, refi­rió Long, quien ya había deses­timado esta misma invitación el año pasado cuando también formó parte del equipo Cam­peón, los Patriots que vencieron a los Falcons en el Super Bowl LI.

Estas conductas obedecen a los ataques del propio Do­nald Trump hacia los jugadores de la NFL que se arrodilla­ron como señal de protesta por sus políticas al escuchar el him­no de Estados Unidos previo a los juegos.

Incluso el mandatario instó en septiembre del año pasado a los dueños de los equipos a des­pedir a los jugadores críticos de su mandato.

En este sentido, Torrey Smith coequipero de Jenkins y Long, lamentó días antes de la Final ante los Pats, que el presiden­te del país tuviera este tipo de actitudes ante sus compañeros quienes protestaban contra el racismo en Estados Unidos.

“No estamos protestando contra el himno es una protes­ta durante el himno”, indicó el receptor de origen afroamerica­no quien aseguró que tampoco presenciará la ceremonia en la Casa Blanca.

SE UNEN A OTROS DEPORTISTAS

Esta no es la primera oca­sión en que los deportistas se unen y critican las políticas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, al de­clinar su invitación a la celebra­ción de los campeones en la Ca­sa Blanca

Así como Chris Long ya ha­bía rechazado dicha invitación el año pasado, entonces se le unieron sus compañeros de los Patriots, Martellus Bennett, De­vin McCourty y Alan Branch.

Los Warriors de Golden Sta­te, Campeones de la NBA el año anterior declinaron viajar a la capital estadounidense pa­ra visitar al presidente, en pro­testa por las acciones de Donald Trump, quien incluso retiró la invitación ala franquicia, en es­pecial a la estrella del equipo, Stpehen Curry.

“Nosotros creemos que no hay nada más americano que sus ciudadanos tengan la opor­tunidad de expresar libremen­te su opinión sobre asuntos im­portantes para ellos”, externó en su momento el conjunto de la Bahía de California.