Pleitos, reencuentros y estrenos en teatro

994
Daniel Bisogno

Twitter/@DaniBisogno

Desde este rincón incan­descente del averno les saludo y como en ca­da entrega de este pergamino del terror que les escribe su conde­nado servidor, donde les pla­tico cosas demoníacas que pa­san en el medio artístico, en es­ta ocasión concretamente será de teatro, pues estrenó con un éxito rotundo La señora presi­denta, ahora protagonizada por Héctor Suárez padre, un ex­celentísimo actor, pero desde que se supo que estaban prepa­rando y ensayando la obra, hu­bo una herida de susceptibili­dades, pues Zuria y Marimar Vega, hijas de don Gonzalo Vega (Q.E.P.D.), se pusieron fu­riosas pues alegan que esa obra murió junto con su padre, pues fue el gran éxito teatral de don Gonzalo, y si, es verdad, duran­te muchos años la trajo de gi­ra y se presentaba en la Ciudad de México con muchísimo éxi­to, de hecho, es una obra que yo vi unas catorce veces en 1990, pues yo niño aún, estaba en la obra Los tenis rojos con Angé­lica Vale y Alejandro Iba­rra, en el mismo teatro que don Gonzalo, en el teatro Aldama, nuestro lugar amuleto hasta el día de hoy. Nosotros estábamos en matinée y La señora presiden­ta en la noche, así que muchas veces me quedé a ver el gran trabajo que hacia Gonzalo Ve­ga en esta maravillosa obra, pe­ro tampoco se puede pretender que nunca nadie más la vuel­va a montar, cuando lo pue­de hacer quien compre los de­rechos, lógicamente se entien­de la cuestión sentimental de las hijas de don Gonzalo, que no quieren ver a nadie más ha­ciendo el personaje que hiciera su papá, pero yo considero que deberían hasta estar conten­tas y orgullosas de que un actor de la talla de don Héctor Suárez sea el que lo esté interpretado, pues no pusieron a cualquie­ra, es uno de los mejores actores y comediantes que hemos teni­do en nuestro país, ¡y dicen que lo está haciendo magistralmen­te! Además rodeado de un gran elenco, Eduardo España que es un gran actor, mi querida Margara Francisca, él hace al se­cretario de la señora presiden­ta y es un personajazo que hi­ciera en su momento Rodolfo Rodríguez Calixto, en la pri­mera versión de los 90’s, en esta puesta también está mi Mi­chelle Vieth, que además de bellísima me contaron que está excelente, Ana Ciochetti, que también es una actriz glorio­sa y que originalmente contaba con Ana Lasalvia en el perso­naje, pero resulta que no se en­tendió muy bien con don Héc­tor Suárez y pues se tuvo que ir de la obra, así como tampo­co don Héctor se entendió con el director que habían puesto al principio y también se lo des­pacharon, claro que también el director este tuvo, entre otras desesperadamente a una actriz que en escasos días se aprendiera el personaje y le recomendaron a Sandra Quiroz, la llevaron al ensayo sin saber que ella es ex­mujer y madre del segundo hi­jo de Suárez Gomís y por si es­to fuera poco, ¡además lo tenía demandado! ¡Imagínense y con toda razón cuando llegó Héctor y se encontró con Sandra Qui­roz en el ensayo! Primero cre­yó Suárez Gomís que era una broma de mal gusto, pero ya vio después que iba muy pero muy en serio y como los grandes se puso a dirigirla haciendo a un lado los problemas personales y concentrándose únicamente en lo profesional y haciendo de tri­pas corazón fueron bordando el personaje de Sandra hasta que­dar majestuoso, además todo mundo opina que es una mara­villosa actriz y que además de ser muy profesional jamás da un problema, y fíjense lo que son las cosas, el trabajar juntos mejoró muchísimo la relación que tenían y ahora ya hasta se llevan de maravilla, tanto que parece que ya están haciendo a un lado las diferencias legales y están llevando una relación ar­mónica, ya que tienen un hijo en común. Nadie sabe los cami­nos que nos tiene deparados el destino ¿a poco no? El resulta­do es una fantástica obra de tea­tro, donde ustedes se van a reír de principio a fin y ahora que saben todo lo que ha pasado tras bambalinas, hasta la van a ver con otros ojos. He dicho.

This slideshow requires JavaScript.