Diario Basta!

El factor Cooks

Minneapolis, Minnesota.– En el radar de Tom Brady están Danny Amendola, Rob Gronkowski, también Dion Lewis y James White, pero en especial su nuevo compañero,
Brandin Cooks.

El receptor abierto, quien cumple su primer año portando el jersey de los New England Patriots, llegó procedente de los New Orleans Saints y embonó de maravilla.

Y es el mismo líder de la defensiva, el odiado Brady, quien se desvive en elogios para el nacido en Stockton, California, justo en las horas previas a disputar el Super Bowl LII en contra de los Filadelfia Eagles.

“Lo que ha hecho por nuestro equipo en su primer año es realmente increíble”, dijo Tom.

“No he visto mucho de nadie (en su primera temporada en el sistema Patriots), para venir y hacer el tipo de contribución que ha tenido. Él lo hace con su propio estilo. Él no está tratando de imitar a nadie. Es solo él”, agregó.

Y es que la valía del formado en Oregon State, sobrepasa los elementos con que se podrían calificar a los tipos que ocupan su posición.

Con siete pases a la zona prometida, y más de mil yardas totales, sin demeritar o enaltecer los números, se convirtió en una pieza que, a partir de su habilidad y velocidad, pudo conseguir yardaje cuando no lograron pararlo.

Brandin se enfundó para los Pats en un experto en conseguir pañuelos en pos de los suyos. Y ante los Jacksonville Jaguars, en la Final de la Conferencia Americana (AFC), dos interferencias que él provocó validaron el regreso de Nueva Inglaterra.

Cooks, con su forma natural para ahogar a los rivales, fue el responsable de 141 yardas de penalizaciones por interferencia de pase en la campaña. Sólo sus dos infracciones ante los Jags, adelantaron 68 a la ofensiva de Patriotas.

“Es sólo parte del juego. Realmente no le presto atención (a las faltas). Las cosas suceden tan rápido que no es como si estuvieras afuera y deliberadamente intentaras hacer eso.

“Estoy más centrado en tratar de atrapar y seguir jugando. No puedes preocuparte por castigos o cualquier otra cosa”, aseguró el californiano, desestimando sus estadísticas
provocadoras.

Y, entre los analistas, el enfrentamiento uno a uno que pudieran tener el mismo Cooks con la secundaria de las Águilas, sobre todo con el esquinero Jalen Mills, resulta rico para el análisis, y el de Nueva Inglaterra estaría un escalón arriba para llevarse el
duelo individual.

El defensivo de las Águilas cometió nueve infracciones esta temporada: cuatro por interferencia de pase y cinco por bloquear a los rivales.

Los secundarios de los Eagles, con los esquineros Ronald Darby, Patrick Robinson y el mismo Mills, han sido susceptibles a balones largos esta campaña, y las sanciones han sido un problema. Brandin Cooks podría volverlos locos y ser un factor.