Pedro Sicard estará en bioserie de La Pinal

10242
Raquel Bigorra

Licenciado en Artes escénicas del Instituto superior de arte de Cuba, mi querido Pedro Sicard, además de graduado en la especialidad de actuación, estudió en el CEA de Televisa. Conozco bien su paso por allí porque estudiamos juntos en San Ángel. Es más, gracias a él yo pude entrar a prepararme. Trabajamos como modelos en la agencia de Glenda Reyna, la mamá de Eiza González. Pasábamos bastante tiempo haciendo pasarelas, castings y hasta una que otra campaña publicitaria como la de Voltaren. Hoy me da mucho gusto verlo al aire en Las Malcriadas de TV Azteca y al mismo tiempo grabar la bioserie de Silvia Pinal en Televisa. Aquí nos cuenta todos los detalles de su personaje y más, Cara a Cara.

»» ¿Cómo te sientes de regresar a San Ángel? Me hacía mucha ilusión trabajar en Televisa pues allí estudié en el curso especial del CEA. Realmente después de hacer el curso solo hice Usurpadora y Primer amor a mil por hora, fue muy poco. Sentía que le debía más a la empresa. Después de haber tenido de maestros a Rosa María Bianchi, Patricia Reyes Spíndola y grandes maestros, me había quedado con más ganas. Estoy muy agradecido con la oportunidad.

»» Pero veo que vas y vienes. Hace un año trabajé en Mujeres de negro, que fue una experiencia muy bonita con Carlos Moreno. Para mí es un reto. Trabajar con diferentes actores y directores. Yo estoy muy a favor de que se hayan quitado los vetos. Eso atentaba contra el crecimiento de los artistas.

»» Pero tú primer gran éxito fue en Azteca. Así es. Fíjate que después de haber hecho tantas novelas y personajes hay gente que en la calle todavía me para y me dice que le gustó mi trabajo en Lo que es el amor. El personaje de Kuri la gente lo recuerda con cariño y para mí fue un parteaguas en mi carrera.

»» Acabo de leer unas palabras muy bonitas que le dedicaste a tu mami Libia en Instagram. Es una foto muy entrañable. En esa ocasión hicimos una reunificación familiar en Cuba. Y estuvimos los tres hermanos, nietos y hasta bisnieto. Ya han pasado tres años de su partida pero nunca me imaginé que tuviéramos una relación, una conexión tan cercana y especial con la madre. Sentí que se había roto casi casi hasta el cordón umbilical. Fue un año muy difícil para mí, hasta laboralmente. Poco a poco la vida continúa. He aprendido a recordarla de una forma bonita cómo era y hasta hoy escucho sus consejos. Mi madre siempre estará a mi lado toda mi vida.

»» Tu hijo ya es un hombre. Lo conocí y compartí mucho con él en Veracruz, de chico. ¿Cómo eres de papá? Como padre trato de que sea lo mejor. Pero habría que preguntarle a Pedro Pablo, mi hijo. No sé si lo hago bien, mal o regular. Claro que recuerdo có- mo compartíamos allá en Veracruz. Ahora tiene 25 años y vive en Nueva York. Pero tenemos una relación muy cercana. Trato de orientarlo. Uno piensa que los hijos crecen y ya no nos necesitan tanto, pero no es así.

»» ¿Y Las Malcriadas? Me encanta verte junto a Rebecca Jones haciendo maldades. Fue una experiencia maravillosa trabajar con Catalina Basurto, Rebecca Jones. La verdad es que fui muy malvado. Había tenido la oportunidad de trabajar con Rebecca en otros proyectos pero en este sin duda nos divertimos más. Por eso tan rico poder ser de ningún lugar, a que te paguen una exclusividad. (risas) El poder compartir con compañeros de todos lados es un gran regalo.

»» Pero no solo en Azteca y Televisa. Sé que estás involucrado en más proyectos. Estoy haciendo tres series al mismo tiempo. Entre olivos es una serie española, la serie Casinos para Netflix, que es una comedia que me encanta y al mismo tiempo estoy haciendo la bioserie de Silvia Pinal. Voy a hacer cine con Gaby Spanic próximamente.

»» Cuéntame de tu personaje en la bioserie de La Pinal. Es Tulio Demichelis. Es un argentino director que llegó a México y le da la primera oportunidad de hacer cine cuando era muy jovencita. Fueron grandes amigos y él muere en España. Ella gana su primer Ariel dirigida por él. Estoy muy contentado de trabajar con una productora de la magnitud de Carla Estrada. Me voy a Acapulco a grabar unas escenas hoy. Fíjate que la primera película que ella rodó fue con Arturo de Córdoba y casualmente se tuvieron que ir a La Habana, porque Tulio no tenía papeles en regla en México, así que vamos a Acapulco a recrear esa parte de la historia.

»» ¿Qué retos tiene esta serie? Es una serie muy difí- cil de realizar, pues La Pinal ha vivido desde los años 40 hasta la época actual. Es una serie muy ambiciosa. Silvia es una diva del cine mexicano, de la época de oro. Es una mujer a la que admiro no solamente por su belleza, es una mujer que tiene un gran talento.

»» ¿Qué es lo que más le admiras? Silvia ha sido una mujer aguerrida, fuerte y con decisión. Me gusta la mujer que no sea sumisa, que no se deje y pienso que ella así es, una mujer fuerte que ha vivido su vida sin importarle el qué dirán. Eso lo admiro mucho. Y así me despedí de mi querido amigo, con el que he compartido grandes momentos. Recuerdo como en las mañanas pasaba por mí a mi depa y nos íbamos juntos a la escuela en el pesero. Subíamos por eje 6, agarrábamos periférico y nos bajábamos en la puerta de San Ángel. Ah, cuantos recuerdos de las travesuras que le hacíamos a los maestros, cuando nos tocó en la clase de Patricia Reyes Spíndola hacer una escena de beso, yo me moría de la pena. Después, cuando saqué mi primer disco, él fue el modelo del video. El director nos pidió beso y tampoco se lo pude dar. Hoy está triunfando en Azteca Uno, grabando varias series y pronto lo veremos haciendo de director de La Pinal. No le pierda la pista a mi exitoso amigo Pedro Sicard. Mientras nos leemos mañana en Ahí viene la Bigorra..