Incumple Peña a damnificados

Incumple Peña a damnificados

146
0
Compartir

Pese a los anuncios y giras del Presidente a las zonas azotadas por los sismos de septiembre, los afectados están igual o en peor situación.

Tras los sismos del 7 y 19 septiembre del años pasado, el presidente Enrique Peña Nieto y algunos secretarios de su gabinete recorrieron muchas zonas afectadas y prometieron apoyos… pero no cumplieron del todo.

Aún más, damnificados se han quejado de que siguen viviendo bajo lonas, sin comida, sufriendo las inclemencias del clima, endeudados, sin trabajo, y hasta regañados por el mandatario federal.

Por ejemplo, un mes después del movimiento telúrico del 7 de septiembre, que afectó sobre todo a Chiapas, Oaxaca y Puebla, Peña Nieto visitó la comunidad de Villaflores, en la primera entidad mencionada, donde les propuso a los damnificados trabajar en equipo para la reconstrucción de sus viviendas, y los conminó a realizarlo “a manera de tandas”.

Así: “Creo que si se organizan, a modo de tandas, como suele decirse, se organizan cuatro familias y deciden entre todos construir la primera casa, se sortean la de quién, luego la que sigue y la que sigue y así las cuatro casas“, propuso el titular del Ejecutivo federal, lo que fue considerado una burla por la población, y más tarde en redes sociales, cuando se dio a conocer la propuesta.

 

Una más se dio el 4 de octubre del año pasado, cuando Enrique Peña Nieto fue a Oaxaca para anunciar la entrega de tarjetas electrónicas de apoyo de Bansefi para la reconstrucción de viviendas en la zona del Istmo de Tehuantepec.

Un video grabado ese día evidenció “el negocio redondo del gobierno federal y la miseria de apoyo”. Y es que en el material audiovisual se escucha el reclamo de un afectado al tiempo de describir las escenas.

Se observa una fila de tráileres que llevan materia l de construcción, con lonas color blanco y verde, donde se lee: “En este establecimiento se acepta la Tarjeta para compra de materiales #FuerzaMéxico”, “Aceros y Cementos de Oaxaca Acemos” y “#FuerzaMéxico. Holcim. En este establecimiento se acepta la tarjeta para compra de materiales”

Y ante ello, se escucha a un damnificado decir: “¡Este (Enrique) Peña Nieto sí que no tiene madre!… Vean nada más el negocio redondo del gobierno federal.

Exclusivo de Peña Nieto. Miren nomás cómo vienen vendiendo el cemento precisamente hoy que nos están repartiendo unas tarjetas con una miseria de apoyo y todavía mandan tráiler de cemento vendiéndolo”.

Más: “No es posible esto señores, que precisamente hoy que nos están dando las tarjetas de apoyo, según de apoyo, tengan su negocio de que queda establecido Peña Nieto. ¡Qué bárbaro!, esto es imposible, inaudito. ¿Cómo es posible todo esto señores? Vean nada más el negocio del gobierno federal. Este Peña Nieto sí que no tiene madre. Fíjense nada más, un súper negocio”.

Vale anotar que estas tarjetas se entregaron en los 41 municipios afectados por el sismo, y el monto anunciado fue de 7 mil millones de pesos.

Y apenas hace unos días, se denunció que hubo un baile de 68.8 millones de pesos en estas tarjetas, a través de usuarios cuyo nombre su multiplicó para recibir hasta 34 tarjetas, pero en muchos casos ni siquiera recibieron una, siendo 1 mil 495 “beneficiarios” en total.

Por ello, tuvo que salir Virgilio Andrade –director de Bansefi y otrora secretario de la Función Pública, quien investigó la relación de Peña Nieto con la empresa Higa, por la famosa Casa Blanca de Las Lomas, y lo exoneró– a decir que algunas cuentas estaban repetidas, pero que esos recursos estaban en el banco.

Ayer, justamente, dijo que sobre ese asunto “… nunca ha habido un acto de corrupción. Hubo una observación de nombres repetidos y todo el dinero está en el banco. No hay ningún dinero fuera, ni desviado nadie… (sic)”.

A nivel global, uno de los mayores reclamos en las entidades afectadas, es que aún faltan peritajes –o que bien fueron hechos al vapor–, que muchas viviendas siguen inhabitables y no hay fechas para su reparación, además de que se anunciaron tarjetas de ayuda de programas sociales federales… que nunca llegaron. Mientras fluyen las promesas, la ayuda escasea, y miles de damnificados siguen viviendo en las calles y campamentos improvisados…

REGAÑO PRESIDENCIAL

• Una semana después del sismo del 7 de septiembre, Enrique Peña Nieto recorrió el municipio oaxaqueño de Santa María Xadani, y en ese marco regañó a los medios de comunicación, a quienes conminó a que en lugar de ser más críticos, se sumaran a la solidaridad. Y ahí mismo afirmó que el Gobierno federal no se retiraría de Oaxaca y Chiapas hasta que recobren la normalidad.

PROMETIERON Y SE FUERON…

Luego de los sismos de septiembre pasado, funcionarios federales acompañaron al Presidente a las zonas de desastre, y también manifestaron todo su apoyo a la población afectada. José Antonio Meade, de Hacienda; Aurelio Nuño, de la SEP; Luis Miranda, de Sedesol, fueron algunos de ellos… que ya no están. El primero es precandidato del PRI a la Presidencia, el segundo su coordinador de campaña, y el tercero se fue a Chiapas como delegado del PRI.

LOS DAÑOS EN CIFRAS

243 mil personas, aproximadamente, perdieron sus viviendas por el sismo.

16 mil escuelas, aproximadamente, sufrieron daños en 10 entidades del país.

48 mil millones de pesos, se calcula, son los daños materiales por los sismos.