Diario Basta!

Saben por quién votar

La efervescencia política que se vive en el país, pero concretamente en la Ciudad de México, no perturba en nada a los más de 165 mil trabajadores al servicio del Gobierno capitalino, porque desde hace más de 20 años les ha quedado claro por qué candidato van a votar.

Sin embargo, los agremiados al Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (UNTGCDMX), no son desmemoriados, pues reconocen que el gobernante los ha apoyado salarialmente así como en materia de prestaciones sociales que al transcurso de los años se convierten en perspectivas remunerativas que sirven para paliar los bajos salarios.

Por esa razón sería irresponsable no reconocer lo que el actual jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, ha hecho a favor de los más de 165 mil hombres y mujeres al servicio de la ciudad.

Cosa de recordar que durante esta gestión, fue otorgado un aumento salarial del 32. 07 por ciento. Incremento salarial jamás otorgado por una administración pasada.

Pero eso no es todo, por vez primera las mujeres trabajadoras recibieron como prestación social 2 mil pesos anuales por concepto del Día Internacional de la Mujer.

Además los trabajadores dos viernes al mes terminan sus labores a las tres de la tarde para que convivan más con sus hijos y esposas.

Asimismo, los trabajadores gozan de un permiso de tres días con goce salarial cuando sus esposas dan a luz.

Pero hay más. Hoy en días los agremiados afiliados al glorioso Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, pueden acceder a mejores niveles salariales a través de un certificado que les sirve como comprobante de que realizaron los cursos de capacitación.

Todos, absolutamente todos los trabajadores tienen derecho a esta novedosa prestación social, a final de cuentas es un esfuerzo individual para acceder a mejores niveles salariales.

Honor a quien honor merece, pues la nueva cultura laboral para la Ciudad de México, permite a todos los trabajadores al servicio de la gran urbe capacitarse, elevar sus niveles de conocimiento y preparación con la garantía de que van a mejorar sus condiciones salariales.

Por esa razón, la efervescencia política que vive la metrópoli no los distrae de sus tareas diarias para que más de nueve millones de capitalinos accedan al agua potable, energía eléctrica, servicios de salud, recolección de basura y otros servicios básicos.

Por todo eso, los trabajadores estarán en plena libertad y de conciencia por qué candidato emitirán su voto el próximo primero de julio.