Ocurrencias del Peje

19
Eduardo Betancourt

elb@unam.mx

Resulta que ahora el candidato de siempre, “Don Peje”, muestra una faceta novedosa, más bien parecida a la de un cómico y, el “chacoteo”, se ha vuelto cotidiano en el personaje sui géneris.

Las conocidas entrevistas “banqueteras”, están ocupando un lugar primigenio en las campañas políticas. En ellas el “Peje” se ha vuelto estrella y sin más, formula contundentes y espectaculares declaraciones, debemos pensar que las mismas no solo deben considerarse poco serias sino sumamente audaces y peligrosas, más aun cuando provienen del aspirante a la presidencia con mayores probabilidades de triunfo.

El “Peje” le pide al Presidente de manera drástica “tranquilícese…”; nótese, ya existe una plena seguridad de triunfo y en el fondo es evidente una amenaza, “serénese que no le voy a hacer mucho daño…”. Este tema deberá llevarse en su oportunidad al análisis objetivo de supervisar y revisar un gobierno que sin duda ha tenido grandes fallas, aspecto que no debe ser exclusivo de quien pretenda ocupar el cargo, sino de quien triunfe. México nunca podrá avanzar si en el próximo régimen no se hacen cambios de trascendencia, sobre todo en el tema de la corrupción, donde es indudable la reintegración de los bienes mal habidos.

Otro chacoteo “del Peje” es cuando se acusó de ser beneficiado por los rusos. Sin mayor consideración volvió al “chacoteo” a la total ausencia de seriedad, dijo que esperaba el oro de Rusia, pero además que su nombre ya era “Andrés Manuelovich”, sin duda una falta de respeto, característica cotidiana de quien actúa sin educación del que ahora quiere ser, insistimos, cómico. La intromisión de extranjeros en el proceso electoral ha sido y será una realidad, sobre lo cual no se puede llevar tal asunto a la manera tan grosera que caracteriza a quien quiere sustituir con sus “payasadas” a un antiguo Harapos o talvez algún Clavillazo.

Una puntada más del tabasqueño, ha sido la de mencionar quién ocupará las ternas para los cargos de Procurador, Fiscal Anticorrupción y Fiscal Electoral de su eventual gabinete; nótese, este es “el Peje”, un dictador que para nada respetará a los otros poderes, se supone que el Fiscal General de la Republica deberá ser designado por el Órgano Legislativo, pero eso a él le tiene sin cuidado. “El Peje” será un tirano y solo su palabra tendrá validez y pobre de aquel que lo contradiga, porque irá directo al paredón.

En lo internacional no se queda atrás y dice que actuará exactamente igual que Trump, asegura que le va a contestar, que se va a pelear con él, que va a tener un debate con las mismas vulgaridades, e iguales formas irresponsables; así no dudamos en lo más mínimo, que se pueda dar una “estúpida” declaración de guerra y en el menor de los casos un ambiente de tal tensión que constituya un riesgo de patéticas consecuencias.

“El peje” no ha cambiado, seremos los mexicanos quienes debamos estar alertas frente a lo que el sujeto de marras representa.