Time’s Up ¿acoso o desquite?

339
Claudia Silva

@ximenadelam

Qué onda mis pepinos ¿cómo están? Ay yo tipo súper preocupada y es que si de por sí los hombres estaban escasos; ahora con todo esto del movimiento de Me too, Times up, Forever 21, ay no, éste último es otro en el que estoy, para ya no cumplir años; ay que ya son tantas causas, que ya ni sé en cual estoy pepinos; y lo peor de todo es que si antes a los hombres les daba pena tirarte la onda o eran medio tímidos, ahora están mucho peor y es que ya nadie se te quiere acercar, tienen miedo de que los vayas a acusar de acoso ¿no adoran?

Simplemente el otro día que salí a tomar un café con mi amigo Santiago, que es gay de toda la vida y súper caballeroso, resulta que me dejó adentro del coche, tipo shokeada esperando a que me abriera la puerta como siempre, ¿no? Pero cuando me acordé, él ya estaba muy sentado en la mesa tomándose un Frapuccino ¿no adoran? Y cuando le reclamé me dijo: “ay no Ximena, con eso de que ustedes ya creen que todo el mundo las acosa, no vaya a ser que piensen que quiero algo contigo y ¡cero que ver!”, y ya le dije: “ay pero a mi si me gusta que seas caballeroso Santiago, que me abras la puerta y pagues la cuenta, aunque seas gay ¿hello?”, y me dijo: “pues ni modo Ximena, ustedes se lo buscaron”, ay ya ven pepinos, todo nos salió al revés, a mi se me hace que aunque todo éste movimiento de denunciar el acoso empezó con los abusos del asqueroso de Harvey Weinstein, luego una bola de pepinas tipo La Gorda Carstens versión gringa lo agarraron como su estandarte; sí, por que como ellas no salían ni en rifa y nadie les echaba un lazo, pues como que tenían mucho coraje acumulado y entonces de seguro pensaron que ahora era cuándo para desquitarse de todas las veces que se quedaron sentadas en el antro sin que nadie las sacara a bailar y solo las pelaran al final de la noche para que cooperaran con la botella, o el que nunca alguien les haya llevado flores o invitado a cenar; así que han de haber dicho: “El tiempo se acabó y para vengarnos, ahora tampoco se le van a poder acercar a las bonitas”, o sea ¿así o más maquiavélico su plan? Y la verdad es que ojalá estos movimientos sirvieran para que se empezara a respetar más a las mujeres, pero ni eso ¡güey!

Ahí tienen las declaraciones de El Bronco, que hasta hace poco gobernaba el Estado de Nuevo León y que ahora aspira a ser Presidente ¿no? Y que para justificar que en su campaña anda a caballo, dijo: “Mi caballo anda conmigo, como anda mi vieja y come menos que mi vieja, entonces me sale mucho más barato que mi vieja”, ¿no adoran? En 1ª le dijo: “Mi vieja”, o sea que su esposa es como una cosa de la que él es dueño y luego aparte la comparó con su caballo; entonces ¿de qué sirve tanto Me too, You too y demás? Si un Gobernador se expresa así de una mujer ¿hello kitty?