Nunca imaginó ser el conductor del programa más exitoso de la TV, Exatlón

11693
Raquel Bigorra

Twitter/ @rbigorra

Exatlón por Azteca 7, el canal del mundial, es el programa más visto de la televisión Mexicana.  El show trajo a la tele un formato original que nos ha permitido conocer el carácter de varios artistas y figuras olímpicas.

Pero sin duda nos ha dejado ver a un Rosique diferente. Antonio Rosique ha sido la revelación del reality. Yo soy cada día más su fan y amo su manera de motivar a los participantes y el respeto con el que los trata.

Lejos de echarlos a pelear, o poner el dedo en la llaga, Rosique los mantiene con el ánimo arriba y unidos. Cara a cara lo entrevisté para BASTA! y vaya sorpresa que me llevé cuando me dijo que nunca se imaginó que este programa sería tan exitoso y a la vez demandante, pues lleva meses sin venir a México.

Eres el conductor del programa más visto de México. ¿Te imaginabas este éxito cuando te presentaron el programa?

Cuando me presentaron el proyecto yo sabía que era un proyecto de calidad. Había comenzado Exatlón Brasil y yo me di cuenta que en cuanto al contenido  y visualmente, era de calidad. Pero no sabía si iba a gustar o no, no sabía el alcance o si los participantes iban a gustar.

Se que estás en República Dominicana y llevas allá varios meses, pero me imagino que sabes del alcance histórico en números de audiencia de tu programa.

Sí, y estoy muy emocionado. Niveles históricos que hemos llegado a superar al canal 2. Nunca me imaginé que iba a durar tanto. En un inicio era hasta diciembre, después febrero y ahora hasta marzo. Nunca me imaginé que iba a ser tan largo, tan demandante, tan exitoso. Trabajo todos los días. Tenemos que hacer dos horas  y media de programa diario. Que padre que un proyecto pueda evolucionar tanto. Y hasta ahora estoy sorprendido del alcance, del éxito y que todavía no hemos llegado a un punto en el que hemos bajado. Cada día esto sigue creciendo y nos llega más audiencia.

¿Cómo has aguantado tanto tiempo allá? ¿O has venido a México?

Mis expectativas al inicio eran hacer un proyecto de 10 semanas.  Vengo el fin de año a pasarla con mi familia, pensé, ya era una estupenda manera de cerrar el 2017. Después nos dimos cuenta que esto caminaba maravillo y eran fechas muy sensibles. Navidad, Año Nuevo. Es la época para estar con la familia, los amigos.

Entonces ¿estuviste solo allá en esas fechas?

Tengo que decir que David Limón, Alberto Ciurana y la producción me han apoyado muchísimo. Han venido mis papás dos veces, me los han traído, también a mis amigos para poder estar con el ánimo arriba. Es difícil estar solo, pero ellos me han apoyado para solventar esta necesidad de estar con los míos. Nunca me hubiera imaginado pasar el año aquí. Pero aquí estoy, aquí sigo.

Estás prácticamente aislado como el resto de los participantes.

Soy un complemento del proyecto, los atletas son los que hacen el programa. Ellos están aislados, yo no. Yo tengo un teléfono, internet, ellos no tienen un celular. Eso es parte del reto. Ellos son los grandes héroes de esta historia.

 A mí me encanta verte en el programa. Soy fan de tu conducción y trabajo.

El programa me ha venido muy bien. Mi pasión es contar historias sobre el deporte. Próximo febrero  cumplo 22 años en la empresa. He tenido la gran fortuna gracias a Azteca de narrar 6 Juegos Olímpicos, tanto de verano como de invierno, 5 Copas del Mundo, si Dios quiere estaré en Rusia 2018. Cuando me dijeron que era un reality me gustó mucho la idea, pero más cuando descubrí que es un programa con muchos valores. La resistencia, trabajo en equipo. Todos los que están aquí son chicos positivos. Yo siempre he comulgado con eso.

La verdad es un reality muy diferente a lo que habíamos  visto.

Es un programa que como espectador te motiva a ser mejor. Es increíble lo que genera. Esto no es un reality de grilla, de chismes, aquí hay mucha nobleza. Aunque hay dos equipos luchando por cosas básicas como la comida, la casa, entre ellos se respetan muchísimo.  Aquí reina un ambiente de respeto.  Si aquí no hubiera valores tan bonitos yo no hubiera aguantado. Tiene valores olímpicos. Revela el carácter de la gente. Aquí no va a ganar el más rápido ni el más alto o rápido, aquí va a ganar el que tenga mayor capacidad de adaptación. Yo he visto aquí gente muy fuerte que no aguantó. Los más inteligentes en lo social, que se han ganado el cariño, esos permanecen.

Sabemos poco de tu vida personal. ¿Estás casado, eres soltero?

Soy un hombre de 42 años que está viniendo una gran aventura. Amo el deporte y creo qué hay valores no negociables en la vida como la verdad, la justicia, el ganarte las cosas con el trabajo duro. Creo en la preparación, el entrenamiento el salir todos los días a dar lo mejor.  Estoy soltero. Llevo año y medio soltero, así que eso me ha permitido que el proyecto se haya adaptado más a mí. Pues no dejé afectos más que a mis papás, amigos y mis perros en México.

¿Tienes un competidor favorito?

Sería muy injusto dar un nombre porque seguimos en competencia. De todos he aprendido, De Rommel Pacheco, del Picolín, de Nano. Mujeres como Ana, Lis Vega, la misma Natalia Valenzuela sin ser una atleta profesional aquí dio todo. Ver el respeto con el que se entrega el Hijo de Octagón. De todos he aprendido muchísimo. Ahora Me levanto diario a hacer ejercicio. Me han motivado a ser una mejor versión de mi mismo. Estoy consciente de que debo ser mejor y estar bien para poder darles un mejor mensaje.

¿Convives con ellos fuera de la competencia?

Tengo poca oportunidad de convivir con ellos. Antes y después de terminada la competencia convivo un poco con ellos pero es muy casual. No me puedo sentar a platicar con ellos. No hay momento de estar a solas con alguien. Hemos logrado una convivencia increíble aquí pero es lo que ven. Nos echamos muchas porras entre todos. Por eso no tengo un favorito, pero para mí todos son ganadores después de ver cómo se la rifan cada día. Los siento como de mi familia. Mi trabajo es recordarles que son la inspiración de millones de mexicanos que siguen el programa. Sobre todo niños.
Y vaya que somos millones los que los vemos a través del canal del mundial, de lunes a sábado. Desde aquí, mi reconocimiento y felicitación para el trabajo de Antonio Rosique quien ha sabido mantener motivado a los competidores. Es muy fácil después del agotamiento y tantas semanas de trabajo duro perder el rumbo. Felicidades al equipo de producción por este gran éxito.

Felicidades a los atletas y famosos que están entregando el 100% en cada una de las competencias. Cómo bien me dijo Rosique: “ganador son todos. Todos habrán ganado grandes lecciones para su vida. Aquí aprendes a extrañar, a dar gracias porque estás sano. Aprendes a dar gracias por todo”.

Y así me despedí de mi querido Rosique, no sin antes decirle que regresando hay que llevarlo a Enamorándonos para que encuentre a su media naranja. Eso de estar solo, no deja nada bueno, le dije. El con su buen humor, soltó una carcajada y regresó a trabajar al éxito de la TV Mexicana, Exatlón por Azteca 7. Mientras la competencia sigue su rumbo, Nos leemos mañana en Ahí viene la Bigorra.