AMLO asegura que Morena va en aumento

Durante su paso por Veracruz, Andrés Manuel López Obrador advirtió a sus contrarios que se preparen psicológicamente, porque Morena continúa recibiendo fuertes personajes de quienes revelará sus nombres en su momento.

94

Aunque no abundó en quienes se unirán, señaló que son dirigentes del PAN y  también las puertas están abiertas para los exmilitantes del PVEM en Chiapas y de otros partidos: “Muchos se están uniendo a nuestro movimiento, y son bienvenidos”, pese a las críticas que, aseguró, no le extrañan.

Ello en referencia a que el pasado fin de semana, en protesta por la alianza entre el PRI y PVEM para la Gubernatura en Chiapas, el dirigente estatal del Verde, Eduardo Ramírez, renunció al cargo y a su militancia, y se llevó consigo a 13 diputados locales de ese partido, quienes podrían sumarse.

Al ser cuestionado por medios locales durante su visita a Soteapan, Veracruz, López Obrador negó que tenga conversación con los ex militantes del Verde chiapanecos, pero no descartó que los legisladores locales sean bienvenidos a su proyecto.

Cuestionado sobre si quienes se integran tienen algún cargo garantizado, AMLO comentó que sí, porque se requieren, como el caso de la senadora Gabriela Cuevas, “Necesitamos que ella siga siendo legisladora para que continúe siendo la presidenta del parlamento mundial, entonces sí nos interesa que ella sea parlamentaria, porque nos importa mucho que la representación de México se mantenga en el concierto de las naciones, que México tenga su sitio”, planteó.

Sobre sí Cuauhtémoc Blanco sería el precandidato de MORENA y del PES, López Obrador explicó que hay un procedimiento aprobado por el Consejo, que se abre la posibilidad a la participación de ciudadanos sin partidos y militantes de otros partidos.

AMLO reiteró que en Chiapas, donde se encuentra este martes, de todos los partidos se están uniendo a MORENA, como lo han hecho en Veracruz y en Tabasco: “se han unido muchos del PAN, muchos del PRD, en todos lados”.

En tema local, dijo que Miguel Ángel Yunes “se está pasando”, porque quiere entregarle a su hijo la gubernatura y no se ha dado en la historia de México.

“No acepto que Veracruz esté gobernado por un aspirante a monarca, quiero que Veracruz sea un estado como siempre libre, soberano, que pertenece a una República que aspira a ser democrática”, expuso.

Mencionó que ahora tiene que ser un presidente del sureste de la República y necesita que ayuden al precandidato Cuitláhuac García para que sea el próximo gobernador del estado.

Indicó que llegará el momento cuando Yunes se dé cuenta de que no va a poder impedir que se gane la Presidencia de la República y ante ello va a pedir que voten por su hijo para que sea gobernador de Veracruz, pero “saben qué se va a votar por Andres Manuelovich y por Cuitláhuac.