Diario Basta!

El proceso electoral

La Ciudad de México tiene definidas las candidaturas de quienes aspiran a suceder al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa el próximo 5 de diciembre: Alejandra Barrales Magdaleno ( PRD), Claudia Sheinbaum Pardo (Morena) y Mikel Arriola Peñaloza (PRI), serán quienes recorrerán las colonias de las 16 delegaciones en busca del voto ciudadano que les dé el triunfo el domingo primero de julio próximo.

En este sentido los trabajadores afiliados al glorioso Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), queremos manifestar que somos ajenos al proceso electoral que se vive en la capital.

Los más de 165 mil trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, en ninguna forma se han distraído en asuntos político-electorales que no son de su incumbencia, dedicándose de tiempo completo a poner en práctica sus conocimientos para que los más de nueve millones de capitalinos gocen de agua potable, recolección oportuna de basura, y otros servicios que hacen que la Ciudad de México funcione con normalidad.

Ahora bien, los más de 165 mil trabajadores al servicio del Gobierno de la Ciudad de México, aunque son ajenos al proceso electoral, desean mayores percepciones económicas y estabilidad laboral y durante el período de precampaña, no ha escuchado de los precandidatos ningún plan o proyecto en estas dos materias.

Sería deseable que ya en campañas los candidatos a la jefatura de gobierno, den a conocer sus planes en materia salarial y estabilidad laboral, para tener bien definido qué candidato esta con la clase trabajadora.

Por nuestra parte, los trabajadores capitalinos, continuaremos ofreciendo nuestra fuerza de trabajo y conocimientos, sin importar quién gane y del partido político que se trate.

Al interior del noble SUTGCDMX, sus afiliados gozan de libertad para votar por el candidato y partido político que mejor les convenga, sin embargo, a nivel organización gremial, no hay simpatía ni dados cargados hacia un candidato o un partido político. Eso debe de quedar bien claro.

Es importante señalar que desde hace tiempo la democracia al interior del SUTGCDMX es normal y cotidiana, por lo que sus afiliados gozan de todas las garantías para simpatizar por el partido político de su preferencia y también de sus candidatos a puestos de elección popular.