Sorprende Thalía al asistir al festejo de los 100 años de su abuela

910
Vaya sorpresa la que se llevó doña Eva Mange, al recibir la visita de su nieta Thalía durante la celebración de su cumpleaños número 100. Invitados y prensa se quedaron con el ojo cuadrado al ver a la estrella sentada junto a su abuela durante la misa para agradecer este siglo de vida.
Vestida con un brillante atuendo dorado, sobrio maquillaje y una encantadora sonrisa; Thalía se mantuvo sentada junto a su abuela durante toda la misa; le agarraba el cabello, le tocaba la cara, le acariciaba la mano; al mismo tiempo que escuchaba atenta al sacerdote.
Alrededor de 80 personas se encontraban en la sala de la casa de Laura Zapata para escuchar la celebración eucarística; en el centro,
la imagen del día: Doña Eva Mange flanqueada por sus nietas Laura Zapata y Thalía. Entre los rostros conocidos que le dieron vida a este festejo fueron Lucía Méndez, Lilia Aragón, Gustavo Adolfo Infante, Claudio Sodi, Margarita Zavala, entre otros.
Llegó el momento de la paz; Thalía y Laura Zapata se saludaron cariñosamente y después un melodioso Ave María dio por terminada la misa; inmediatamente después el padre leyó las cartas que los hijos de Thalía le mandaron a su bisabuela; luego Laura Zapata leyó las suyas, mientras su hermana pronunciaba muy bajito: “Qué bonitas palabras”.
En punto de las tres de la tarde, reporteros y camarógrafos ya se encontraban afuera de la casa, junto a la camioneta de la cantante para lograr estas impresiones:
“Estoy muy emocionada, ver la cara de mi a abuela, tocar sus manos, su piel, verla sonreír. Lo primero que me dijo cuando me vio es ‘¿por qué estás tan encuerada mi hija?’ Estoy muy contenta de estar con ella en sus 100 años, imagínense, ella ha sigo testigo del cambio del mundo”, declaró Thalía.
De igual forma,  dio detalles de los regalos que sus hijos le mandaron a su bisabuela: “Le mandaron cartas y fotos que hicieron, varios dibujos, un pastel muy grande, el rosa que estaba atrás de la sala se lo compramos nosotros. Mis hijos me advirtieron que tenía que ser un pastel muy enorme y se los cumplo”, comentó.
Por último, la cantante agradeció la invitación de su hermana Laura Zapata, por lo que al parecer, las fricciones han quedado atrás: “La invitación fue tan hermosa; estoy muy feliz; cuando me invitó dije ‘tengo que estar ahí’; estoy muy emocionada”, finalizó.