La perinola: todos quieren (parte 2)

17
Jesus Sanchez

Uno de los que se quedó esperando el añorado escaño fue Otto Granados, pero le tocó un rato la SEP. Incluyen además a Heriberto Galindo, muy cercano a ya saben quién, en tanto que Manlio Fabio Beltrones podría dar la sorpresa. 2.- Y mientras tanto, en la tiendita de enfrente… no descarten que obtengan un cargo de legislador Jesús Ortega Martínez, el de los Chuchos. Los chapulinazos estarán a lo que dan con Mario Delgado, Dolores Padierna, mientras que ya se sabe que la conductora Lili Tellez está perfilada por Morena. Ah, no olviden al polifacético Ricardo Monreal. ¿Cómo olvidarlo? 3.- Sin duda que el nombramiento reciente que más ruido causó fue el del titular el Cisen, Alberto Bazbaz Sacal, quien se desempeñaba como director de la oficina antilavado. Ni cómo olvidar su paso por la procuraduría mexiquense y el caso Paulette en marzo de 2010, un tema muy desafortunado pero bastante memeable. Eso lo marcó para siempre.

Pes pidió firmar

4.- La noticia de que el ex góber de Nayarit, Roberto Sandoval enfrentará juicio político por desvío de recursos lo incorpora a la tristemente célebre decena de ex góbers sujetos a proceso penal en este sexenio. Y siguen en la mira César Duarte Jacquez y Jorge Herrera Caldera. 5.- ¿Qué PES? Consta en la bandeja de correos recibidos que el Partido Encuentro Social (PES) fue una de las organizaciones que pidió firmar un acuerdo de civilidad entre los partidos de la CDMX trás los enfrentamientos entre Morena y el PRD en la Delegación Coyoacán. Ayer sólo 7 de los 10 partidos con registro lo firmaron, y vea usted entre ellos brilló por su ausencia el PES.

Con el tío gamboín

6.- Dicen que Javier Corral hizo entripado pues el góber queretano Pancho Domínguez no le hizo segunda a sus quejas contra lo que el góber chihuahuense calificó de terrorismo hacendario. Parece que Corral se quedó chiflando en la loma. 7.- Con firmas reales o hechizas, vaya usted a saber, pero hasta ahora sólo Jaime Rodríguez (el ex Bronco), Margarita Zavala y Armando Ríos Piter han logrado reunir cada uno las poco más de 886 mil firmas de apoyo para convertirse en candidatos presidenciales sin partido. Nada más faltó incluir como requisito tener credencial del Club Quintito o ser sobrino del Tío Gamboín.