¿Le entras al recalentado como Alejandro Camacho?

9001
Raquel Bigorra

Se vale o no el recalentado de pareja? Yo digo que no hay que quedarse con las ganas. Y parece que mucha gente anda por la vida con la misma filosofía. Es que cada vez se pone más de moda esta práctica por aquello del face. Hay una cantidad de personas solteras saliendo con un ex de la secundaria, de la prepa o la universidad, que yo me sorprendo. El pensamiento de la mayoría es: más vale malo conocido que bueno por conocer. Es probable que ni se acuerden por que terminaron la relación o más bien, ni cómo era la persona cuando  vivieron el romance en los tiempos de juventud. Se están dando una segunda oportunidad quizás cuando ya son otras personas. Dicen que chango viejo no aprende maroma nueva pero yo sí creo que la gente cambia. Crecemos, nos conocemos más, muchos ya no estamos dispuestos a cometer los mismos errores. Hemos cambiado de hábitos.

Hay que considerar que estas transformaciones es más fácil que se den con el paso de los años. Digamos que con las horas de vuelo y los golpes de la vida, uno aprende a moverse de lugar. Pretender seguir siendo los mismos necios no nos llevan a ningún lado. Pero qué pasa con las parejas que deciden terminar la relación, agarran un respiro y regresan juntas al ruedo al poco tiempo de separarse. ¿Se vale ese recalentado?

Alejandro Camacho y Tere Salinas parece que le entraron y con ganas. Después de 4 años de estar sepaRaquel Bigorra EL MANUAL DE LA BUENA ESPOSA ¿Le entras al recalentado como Alejandro Camacho? Twitter/@rbigorra rados están felices juntos otra vez y dicen que hasta habrá boda. En su momento ella dijo que una de las causas de la separación es porque él es acelerado y le encanta la fiesta y ella es más tranquila. Aunque el actor le lleva 20 años, ahí es claro que la edad no determina la actitud de las personas. Alejandro tiene pilas y ni modo, ahora con el recalentado o tendrá que bajarle dos rayas al acelere o ella deberá tomarse sus one a day. Esas vitaminas maravillosas que animan a cualquiera.

Creo que la vida te da pocas veces la oportunidad de volver a intentarlo cuando se trata de la misma pareja. Los hombres tienen esa suerte de olvidar rápido y son buenos para encontrar quien los consuele de volada. Ya cuando uno los llama de vuelta están ocupados. Una se toma más tiempo en volverse a enamorar. Una necesita vivir el famoso duelo y entender en que fallamos, por qué no funcionó la relación. Ellos son más prácticos. Luego luego cambian de colchón.

Si la vida te da la oportunidad de volver a intentar con el hombre que amas, con el que crees que vale la pena darte una segunda oportunidad, con el que te quedó algún pendiente, por qué negártelo. Yo digo que si los dos quieren no hay que pensarlo tanto. Si hay ganas, adelante. Puede ser que no haya cambiado en nada, puede ser que sea el mismo pero tú seas otra. Quizás lo que te molestaba de la relación hoy no sea relevante para ti. Prueba. Si la riegan, no te quedaste con las ganas.

Para mí, se vale el recalentado. Cuando veo la carita de Camacho con Tere Salinas y los percibo más enamorados que en la primera vuelta, caray, me dan ganas de aplaudirles. Hay gente que no lo hace por miedo a fracasar. Pero para mí es mucho peor quedarse con las ganas. Así que si la mesa está puesta, a comer. Disfruta de la segunda vuelta y vivieron felices para siempre gracias a El manual de la buena esposa.