Salió por piernas

75
  • El Campeón Superpluma del CMB, Miguel Berchelt, aún se encuentra a la espera de conocer a su contrincante para la defensa opcional.
  • Tras la cancelación de Cristian Mijares por enfrentar al sureño, se perfilan tres pugilistas para el combate en Cancún, Quintana Roo

Ciudad de México.– En el boxeo, el juego de piernas es esencial, los pugilistas pasan horas de sus entrenamientos acondicionando sus extremidades para que éstas tengan un rendimiento óptimo arriba del ring, ya sea para caminar por el ring, pararse bien para tirar un golpe, acorralar al contrincante o bien para escapar del castigo al que es sometido.

Sin embargo, Cristian Mijares trabajó sus piernas, pero para huir del compromiso que tendría ante Miguel Berchelt, Campeón Superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que se sostendría en Cancún, Quintana Roo, el próximo 10 de febrero.

Tanto El Diamante, así como Berchelt, ya habían superado el prepesaje a 30 días del combate, pero de último minuto Mijares declinó participar en la reyerta, algo que perjudicó los planes del monarca.

“Afecta mucho, a mí y a mi equipo de trabajo, porque ya teníamos una estrategia bien trazada para enfrentar a un peleador con las características de Cristian Mijares, ahorita estamos viendo qué rival nos van a poner, pero ya sea diestro o zurdo, yo me preparé muy bien, sé que voy a refrendar mi título en Cancún ante mi gente”, reveló El Alacrán, quien no pudo festejar en las fechas decembrinas por pensar en la ahora cancelada pelea ante Mijares.

“Un poco triste, porque ya se había hecho un prepesaje, yo me sacrifiqué 24, 25 y 31 de diciembre, así como el 1 de enero, yo respeto a todos mis rivales, por eso me preparo muy fuerte, y sí se me hace una falta de respeto para el trabajo de otras personas.

“Ahora es difícil encontrar un contrincante, porque todos empiezan a entrenar en enero; yo, por ejemplo, cuando no quería la pelea con Orlando (Salido) por mi lesión (en la mano), avisé con un mes de anticipación, para que buscaran otro peleador, y que no se cayera la pelea”, reveló Miguel, después de la conferencia de prensa donde se revelaría con bombo y platillo el enfrentamiento ante Mijares.

SE BUSCA RIVAL

A menos de un mes de la celebración de la pelea, El Diamante dio marcha atrás, por razones aún desconocidas, algo que disgustó al poseedor del cinturón verde y oro.

“Es una falta de profesionalismo, porque un gran Campeón, como lo fue Cristian Mijares, con su nombre y categoría, no debe hacer estas cosas, pero eso ya no me importa, ahora voy concentrado para ir a Cancún para defender mi título, y darle un buen espectáculo a la afición”, señaló resignado Berchelt, quien espera se concrete lo más pronto posible a su rival para la segunda defensa de su cetro.

“Se habla de un español, un argentino y un francés, estamos en confirmación de ver quién acepta la pelea, pero estamos listos, el nombre es lo de menos, estoy bien preparado”, mencionó el cancunense.

A pesar de que probablemente su contrincante no será un boxeador con cartel, Berchelt no se confiará.

“Será difícil, porque llegará con hambre, porque yo cuando no tenía este cinturón, también tuve esa hambre y la sigo teniendo, quien sea vendrá con la ilusión de ganarme, pero ahí viene la preparación que yo tengo, las ansias que tengo de seguir siendo Campeón Mundial, y el apoyo de mi gente que se va a emocionar con cada golpe al ver a su Campeón”, comentó el pugilista que se formó como boxeador y radica en Mérida, Yucatán, pero que nació en Cancún, ciudad que lo recibirá con los brazos abiertos, algo que lo motiva aún más. “Sin duda alguna es un sueño que tuve desde niño, ser Campeón del Mundo, y regresar a casa como tal y lo voy a hacer este 10 de febrero”.

EL MICKEY, EN EL HORIZONTE

La primera defensa del título Superpluma fue ante Takashi Miura, un combate duro para el quintanarroense, “fui el primer mexicano que le aguantó los 12 rounds de pie, y le gané por decisión unánime”, la intensidad del combate dejó secuelas en el pugilista de 26 años, con una lesión en la mano, que lo orilló a declinar la pelea ante Orlando Salido.

Esta eventualidad permitió a Miguel Román enfrentar al Siri, a quien venció por nocaut técnico en el noveno SOLUCIÓN DEL ANTERIOR HORIZONTAL SUBLIME DEJE ULTRAJE MAQUIAVÉLICO ABYECTO VERTICAL BANAL DESQUICIAR DOBLEZ PORTE RECÍPROCAMENTE MUGRE INGENUO MODESTIA ULULAR ACRIMONIA Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), reveló para Grupo Cantón que sólo es cuestión de un acuerdo entre los difusores de Saúl Álvarez y Gennady Golovkin, para ver el segundo choque entre estos pugilistas. “Los dos boxeadores ya públicamente expresaron su aprobación para hacerla, está el tema en la negociación de los promotores, estamos a la espera de que pronto lo hagan saber”, señala el mandamás del organismo de boxeo, sobre la reyerta que tendría como fecha tentativa el 5 de mayo próximo. SE VIENE EL SEGUNDO CAPÍTULO DEL TINTERO || El equipo de Box Azteca tendrá grandes veladas en el primer trimestre de 2018 round, ganando así el derecho para contender por el fajín de Berchelt.

“Es un gran guerrero, se merece la oportunidad, hizo una gran pelea, yo pensé que ganaría El Siri Salido por la experiencia, pero se sabe que aquí en el boxeo no hay nada escrito, se ha demostrado que, con preparación, con sueños y hambre, se pueden lograr grandes cosas, y un ejemplo de eso soy yo, contra (Francisco) Bandido Vargas, nadie daba por mí, y lo destroné”, recordó Miguel, que después de su combate del 10 de febrero tendrá que medirse al Mickey en defensa mandatoria que se prevé se llevará a cabo a mediados de año.

El aguijón del Alacrán apunta a lo más alto, y ya tiene en la mira a sus próximas víctimas.

“Estoy feliz de refrendar el título en Cancún, luego viene la mandatoria con Mickey Román y, de salir avante, buscaremos ir por un grande como (Vasyl) Lomachenko o (Alberto) Machado, la combinación México-Puerto Rico siempre es buena, estamos para enfrentar a los mejores”, aseveró un Berchelt decepcionado por no combatir ante Mijares, pero entusiasta con el futuro que tiene por delante en los encordados.