Ilianovich Nano Chalo sufre bullying por el Exatlón

6937
  • El participante más polémico del reality de Azteca Siete, recibe amenazas, insultos y maldiciones por fans de Rommel Pacheco.

Ilianovich Chalo, mejor conocido como Nano, el reciente eliminado del programa Exatlón, habla sobre el repudio que ha vivido en México por la manera en que se desarrolló su comportamiento en el programa, pues asegura que los comentarios destructivos que hoy sufre, son parte del resultado de lo que la producción hizo con él en el programa más exitoso de la televisión.

lianovich Chalo, mejor conocido como Nano, el reciente eliminado del programa Exatlón, habla sobre el repudio que ha vivido en México por la manera en que se desarrolló su comportamiento en el programa, pues asegura que los comentarios destructivos que hoy sufre, son parte del resultado de lo que la producción hizo con él en el programa más exitoso de la televisión.

“Siempre en todos lados hay un protagonista y un antagonista y la producción puso un protagonista mexicano y un antagonista extranjero, o sea yo. Creo que la producción eso hizo conmigo”, dijo.

El venezolano logró convertirse este domingo en tendencia en redes sociales a raíz de la nominación que tuvo en el programa y más del 90% de los comentarios eran negativos.

“Mi personalidad puede con eso y más, realmente yo soy autentico y soy fuerte, pero emocionalmente si comienza afectarte cuando comienzan a meterse con tu familia o en mi caso, ahora se están metiendo con mi hija, he leído comentarios donde dicen: ‘Maldita sea la hija de Nano’, ‘que se vaya a la mierda su hija’, ahí es donde me afecta y más si comienzan amenazarte en redes. También me ha afectado que estoy viviendo bullying en diferentes programas que he visitado, por estar en Exatlón, o sea vivimos en una sociedad de doble moral, se quejan del bullying y ahora que salí del programa estoy viviendo eso”, comentó Chalo. El odio que Nano ha recibido de parte del público, ha sido por los problemas que tuvo con el medallista mexicano, Rommel Pacheco, a quien en su momento tachó de homosexual. “Si fue un error pelearme con Rommel, pero tampoco es que digamos que él estaba con las manos pegadas rezando, o sea, nos calentamos y nos dijimos de cosas”, finalizó.