Los morenos ingenuos

17
Galileo Galilei

Los morenos pecan de ingenuos o le quieren ver la cara a los capitalinos, al pedir que las autoagresiones que se aplicaron en Coyoacán el pasado 3 de enero, sean castigadas llevando a la cárcel a quienes no tuvieron vela en el entierro.

Lo cierto es que para los morenos, la precampaña les ha quedado como anillo al dedo, porque les sirve para medirle la temperatura al clima político, hacerse las víctimas, no firmar ningún documento que los comprometa con la autoridad ni la ciudadanía y si llegan a pasarse de listos, se escudarán argumentando que nunca firmaron un pacto de civilidad. Así o más claro.

Continúa la cosecha de cascajo político y de lo que sea de los morenos. El manto purificador del mesías tropical no tiene límites, desnudistas, strippers, tensores de ligas y lo que le sirva para llegar a Los Pinos, les da su ración de agua bendita, los purifica y a caminar por el sendero del señor que sueña con despachar en Palacio Nacional.

Cosa de ver que “el señor de las ligas”, René Bejarano, los strippers Sergio Meyer, Patricio Zambrano y otros, anunciaron que irán de la mano de Morena para que el mesías tropical gane el próximo primero de julio.

Habrá alguien que de verdad se anime a votar por los strippers a un puesto de elección popular? A la mejor consideran que la política y exhibicionismo es lo mismo y por eso se lanzaron al ruedo. Ese es el nivel de nuestra política.

Por su parte, el señor de las ligas, apuesta a que a estas alturas del partido nadie se acuerda de sus actos tensores con grandes fajos de billetes hace muchos ayeres.

Sin embargo, no debe pasar por alto que las nuevas generaciones son asesoradas por sus padres y en una de esas les pueden dar un buen susto por redes sociales para recordarle sobre las trapacerías que ha llevado a cabo y como las avestruces, únicamente entierra la cabeza y a seguirle. A los morenos se les ha olvidado aquella frase de que no todo lo que brilla es oro.

Sin embargo, hay que reconocer que no solamente en Morena cantan mal rancheras. En movimiento ciudadano se fueron hasta la cocina lanzando a la política a una bailarina exótica. No estemos diciendo que está mal lo que hace Patricia Azcagorta, en Caborca, Sonora, es su cuerpo y es su gusto. Lo que reprobamos es que niegue a qué se dedica aun con un video que circula en redes de cómo se gana la vida. Si en eso miente, qué podrán esperar los habitantes de Caborca de una mentirosa que quiere ser presidenta municipal. Más seriedad señores.