Consigue toallas más suaves y sin malos olores

Consigue toallas más suaves y sin malos olores

83
0
Compartir

Con dos ingredientes naturales como el vinagre blanco y bicarbonato le quitarás a tus toallas ese mal olor y hasta lo áspero.

Esto ocurre porque a las bacterias les encanta la humedad, así que cada vez que te duches o que te bañes, cuelga la toalla al aire libre para que se seque completamente.

No es necesario que las laves cada vez, lo importante es que se sequen por completo, sin que se quede nada de humedad. De lo contrario, aparecerán las bacterias y el mal olor.

La humedad que queda a menudo retenida en las toallas puede ocasionar que se acumulen bacterias y que se produzcan alergias y olores desagradables, que vale la pena evitar.

No pongas mucho detergente cuando las laves. Los detergentes lo que hacen es acumular químicos que, a largo plazo, obstruyen el tejido de la toalla, volviéndola más áspera

En cuanto a los suavizantes, sustitúyelos por el vinagre blanco, es más natural y suaviza mucho mejor. La toalla te durará más, será más agradable al tacto y seguirá siendo absorbente.

El vinagre blanco elimina las bacterias, la humedad y suaviza la ropa. El bicarbonato de sodio es ideal para desinfectar, eliminar la suciedad, la grasa y neutralizar los olores; es mejor que cualquier detergente.

¿CÓMO UTILIZARLOS?

>> 1 taza de vinagre blanco

>> ½ taza de bicarbonato de sodio

>> Agua caliente

>> Programa la lavadora en la opción de agua caliente y la cargas con una taza de vinagre blanco, diluida en un vaso de agua. Después, deja que la lavadora realice un ciclo completo.

Dejar una respuesta