“Cuando ya no inspiras amor, mejor te retiras”

“CON MIS 2 PRIMEROS MARIDOS TERMINÉ SIENDO MANTENEDORA DE HOMBRES, CON ARMANDO YA DEJÉ DE REPARTIR DINERO Y HOY SIGO SIENDO UNA MUJER GENEROSA, AUNQUE MÁS PRECAVIDA”

710
Shanik Berman

¿Te has casado 3 veces, tienes 2 hijos y antes de tu último marido, Armando Ciurana, te tocó mantener a dos maridos anteriores?, le pregunté a Consuelo Duval.

Sí, soy una mujer muy generosa y en mis dos primeros matrimonios, antes de Armando, terminé siendo mantenedora de hombres; pero a raíz de eso dejé de repartir dinero a lo pendejo, por otro lado, dicen: “El que a un hijo consiente, ¡está engordando a una serpiente!”. Por eso mis hijos se compraron ellos su coche solitos, eso de heredar en vida es una pendejada, acuérdate que detrás de todas las miserias humanas siempre está el dinero.

¿Tus hijos no te pueden quitar tu casa?

A mí no me despojarían mis hijos de mi casa nunca,  hay algo con lo que se nace, y eso es clase.

¿Después de la sorpresa con la que te salió Jesús Ortiz de Pinedo, sigues siendo Santa Consuelo Auxiliadora de las Causas Perdidas? Eres divorciada 3 veces y tienes 2 hijos, ¿cómo eres en el amor?

Siempre pongo a las personas antes de mí. Un tiempo me casé conmigo en Londres: me fui a la iglesia, nunca me había dado yo misma una joya, y todos los anillos de compromiso que tuve los regresé. Pensé: ¿Para qué me los quedo?, mejor que se queden ellos con sus promesas, por eso decidí yo comprarme mi primera joya, porque no soy de joyas ni de maquillaje. No me gusta lo enmascarado, eso sí, me baño diario porque la limpieza no está peleada con la pobreza.

¿Por qué se acabó tu matrimonio con Armando Ciurana?

Me quité la playera por un partido de México y desde ahí el amor se fue para abajo, lo hice porque no me avergüenza mi cuerpo y mis bubis están reconstruidas sin silicón; me quedé en brasiere y ojo, mis bubis nunca las enseñé, pero se enojó mucho por haberme quedado en ropa interior y creo que esa fue la razón. Le pedí perdón pero no me perdonó, no le rogué  porque no le ruego a nadie; le pedí que me perdonara, pero Armando se fue, decidió que no quería ser mi compañero aun cuando le dije: “Por favor, piénsalo bien”. Lo pensó y se fue y lo lamenté mucho en su momento, porque en mi jerarquía primero era Dios y después mi esposo.

¿Qué te dijo antes de irse?

Me dijo: “Habla con mi abogado”. Pero claro que no hablé con su abogado, la falta de amor de él hizo que me divorciara y cuando ya no inspiras amor, mejor te retiras.

¿La casa que compraron en los Estados Unidos te la quedaste tú?    

Claro que sí, ni modo que no.

¿Te gusta algún artista?

Arjona, es muy sexy, todo de él me gusta: como canta, como juega con tu mente. Una vez me presenté con él y me fui como india sarrapastrada y lo único que me detuvo de no darle un beso en la boca es porque ahí también estaba su novia.

Te veo muy guapa, por fin, ¿terminaste o sigues con el hijo de Jorge Ortiz de Pinedo?

Me veo guapa porque hago mucho tubo, hacer ejercicio son clases de amor propio y voy a estudiar un diplomado de redacción, porque voy a escribir un libro de mi vida, se llamará Diario de una loca, – concluyó diciendo la encantadora Consuelo Duval, quien está en Netas divinas.