Julión confiesa que vive de prestado

El dinero que gana se congela automáticamente, hasta que se compruebe su inocencia en el presunto caso de lavado de dinero.

2436

Julión Álvarez canceló giras en Guatemala, Honduras y demás países porque evita salir de México por temor a que lo detengan o vivir algún otro contratiempo por desconocer acuerdos jurídicos y políticos.

Julión no tiene visa de trabajo pero sí visa de turista para ir a Estados Unidos, pero desde luego que no está en sus planes cruzar la frontera, hasta que se aclare la acusación que pesa en su contra por posible lavado de dinero, que fue promovida por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Este periodista interpreta la decisión de Julión como un autoexilio hasta que sea exonerado del cargo que pesa en su contra.

En entrevista exclusiva con Diario BASTA!, el grupero hace revelaciones importantes, como el hecho de estar viviendo de prestado, porque aunque sigue trabajando un 60% menos de lo que antes representaban sus shows mensuales, el dinero que cobra por sus presentaciones no va a su bolsillo, sino es congelado, después de pagar a todos sus trabajadores.

¿Temes salir del país?

“Sí, viejo. Yo tome la decisión de no pisar otros países. Tenemos una gira en Guatemala y Nicaragua. Desconozco los acuerdos que tengan con Guatemala y con Nicaragua, que tengan con Panamá, entonces yo le pedí a mi hermano cancelar la gira. No quiero salir del país ni visitar esos países y menos Estados  Unidos, por ahora. De mi país no quiero salir, del que ya conozco los acuerdos”.

¿Culpable o inocente de lavado de dinero?

“Culpable no, viejo; no me siento culpable de ninguna, no me arrepiento de nada, de ninguna situación, lo veo como una experiencia muy fuerte, un golpe fuerte, duro para la vida profesional, para la vida personal también, y como una experiencia de la que tengo que aprender mucho.

“Soy inocente, viejo. Estamos aportando las pruebas tanto al Gobierno mexicano, como al de Estados Unidos y todo para aclarar nuestra situación y  demostrar que soy  la persona que el público conoce, que  los medios conocen. Soy un cantante que me dedico a la música grupera, de eso vivimos, hemos  trabajado mis ranchos y les puedo decir que soy una persona que he tratado de caminar lo más recto que se puede siempre, en todo.”

¿De qué manera te afecta en  tu trabajo y en tu vida cotidiana?

“En muchos aspectos nos ha afectado, oiga, el simple hecho de las restricciones que tenemos para seguir trabajando. El estar señalados y estar en investigación es algo que nos restringe muchas cosas. Otra cosa que ni por aquí nos pasaba siquiera, era estar involucrados en una situación de esta magnitud, tan delicado como es el tema de lavado de dinero y de las relaciones, entonces en todo ha afectado. Oiga, son muchas limitaciones, muchos seguros, broches que nos impiden hacer muchas cosas, pero, repito, he sido muy positivo oiga, y a todo lo malo, lo bueno que estamos sacando es aprendiendo a valorar, a vivir, a disfrutar lo que gracias a Dios nos ha dado el publico, el apoyo y esta experiencia que también se las regalo. Oiga, de lo malo también hay que aprenderle y disfrutarle”.

¿En estados Unidos nadie te puede contratar?

“No puedo trabajar en Estados Unidos, no puedo tener relación alguna con cualquier empresa que tenga que ver con Estados Unidos, ni con mi propia compañía disquera. Desgraciadamente firmé contrato con Universal internacional (no con la de México) y eso  frena mi producción, mi promoción y mi carrera.

“Mis cuentas bancarias están congeladas en Estados Unidos y  en México, por acuerdos entre OFA y WIF. Estamos  bloqueados y en espera de entregar todas nuestras pruebas y que podamos ser liberados. Con lo que genero ahora pago músicos, demás trabajadores y mi sueldo se va al banco y se congela hasta en tanto se aclare mi situación”.

¿Y cómo vives?

“Sabe qué, gracias a Dios  hemos tenido oportunidad de vivir muchas cosas, muchos estilos de vida y al que estoy acostumbrado y el que me gusta es muy sencillo, entonces eso no me ha complicado el poder seguir caminando, viviendo el día a día no es incomodidad; no me privo de muchas cosas porque realmente mi vida es muy tranquila, seguimos trabajando mediante estrategias legales para poder seguir el día a día, fin de semana tras fin de semana, y cumpliendo compromisos; y otra, que sinceramente me ha ayudado el que mi hermano es mi representante entonces él tiene sus empresas, representa a otros artistas”.

¿Todas tus propiedades están en regla?

“Sí, claro que sí, viejo: mis animalitos y todo está comprobado, entonces no tengo pendiente alguno de lo que soy, de cómo hemos hecho nuestras cosas. Y le digo eso, el tener mi familia que gracias a Dios tiene la posibilidad y que me circuló rápido la cabeza, también en su momento fue: tienes (dinero),  retira, échale pa’acá. Fui ante la familia y le dije: ‘Sabe qué, tía, échele pa’acá,  sácale de ahí y préstemelo’, y así es como me la he barajeado”.

¿Se te han caído fechas de trabajo?

“Sí, la cantidad de fechas era un promedio de 10 12 fechas mínimo por mes, y ahorita hemos   hecho 3 en un mes. El próximo mes creo son 5 o 6,  en febrero y así nos vamos a ir, viejo. Estamos muy pacientes, no nos queda de otra y acatándonos a lo que se puede y a lo que no se puede, ni para qué buscarle”.

¿Tus amigos te han discriminado?

“No quiero ser una persona que me esté fijando o invertirle tiempo en ver quién está conmigo o quién no está conmigo. Incluso tengo muchos amigos que se dedican a la política, empresarios muy exitosos, entonces todos de alguna manera estamos bajo la lupa y esperando a qué hora ven un detalle; saben que ahorita me traen.