Mantén la ilusión cada día

48

La actitud mental positiva es la responsable de la motivación y la ilusión en nuestro día a día. Vivir con ilusión se trata más bien de poner los pies en el suelo y aprender a valorar más todo lo que nos rodea.

Cada persona puede definir a la ilusión según su propia idea y experiencia, pero se puede decir que en general es un comportamiento que abarca varios pasos: creer en los sueños, sentirse capaz para diseñarlos, emprender acciones para convertirlos en realidad, ser perseverante para conseguirlos, tener esperanza y confianza en nosotros mismos para lograrlos a pesar de la incertidumbre y de la adversidad, y todo ello con ganas y alegría.

Una de las formas que tenemos de entender la ilusión es como un propulsor que nos da fuerza, que nos pone en marcha, que nos impulsa, que nos da ánimo para ir hacia adelante, que nos da energía.

¿CÓMO LOGRARLA?

»» Procura una actitud mental positiva, ser optimista.

»» Aprende a centrar la atención en una sola cosa, aquella que te interese más.

»» Empieza por valorar las pequeñas cosas, así aprenderás a valorar la vida.

»» Si encuentras tu vida monótona y aburrida, haz cosas nuevas; quizás te motive conocer nuevas personas fuera de tu círculo de amistades, programar algún viaje, una salida a la montaña, o simplemente cambiar de actitud y plantearte qué tal te iría si empezaras a ver la vida con ojos de niño.

»» Cree en tus sueños, cree que mereces alcanzarlos y enfócate en ellos. Plantéate pequeñas metas y trata de cumplirlas a pesar de miedo, esto te irá motivando a avanzar siempre. Alégrate de cada progreso y esto te hará sentir que te superas y que asumes las riendas de tu vida.

»» Vuelve a sorprenderte de las cosas. En el caso de que nada absolutamente nada te cause sorpresa, intenta sorprender e ilusionar a los demás, al ver la alegría de otros te contagiarás.

»» Cambia la interpretación que haces de las situaciones de tu vida. Cuestiónate tu forma de verlas, busca la racionalidad de tu pensamiento. Las situaciones que consideras negativas están ahí para que aprendas algo de ti mismo.