La vileza

53
FOTO: ARTEMIO GUERRA BAZ /CUARTOSCURO.COM
Rafael Loret de MOLA

loretdemola.rafael@yahoo.com

La mentira es sinónimo de vileza y, en no pocas ocasiones, da lugar a intrigas e infamias que luego se vuelven estigmas para quienes van dirigidas bajo el fuego de la envidia, la ignorancia o, simplemente, los lugares comunes. Pero cuando parte de la cúpula gobernante, los efectos se extienden a toda la población y con ello es factible manipular a no pocas conciencias, debilitadas por la pobreza y el consiguiente desánimo, dispuestas a ser compradas con mendrugos, a los pies de los institutos políticos.

No tengo duda que el fraude comicial de 2018 ya inició; y no se observa una estrategia en quienes serán más afectados, para repeler las acciones dirigidas a consumarlo. Por ejemplo, el burdo manejo de las encuestas que, por desgracia, buscan inhibir a los votantes presentando los escenarios a futuro como decididos de antemano, sin que se tenga capacidad de respuesta porque los dirigentes políticos serán bien remunerados y estratégicamente colocados en la maquinaria podrida del sistema.

Hasta el momento no existe un pronunciamiento severo sobre la usurpación del PRI en Coahuila, silenciado el panista ganador Guillermo Anaya Llamas para que Ricardo Anaya Cortés, su líder, pudiera acceder a la candidatura presidencial sin recovecos y pasando encima de dos partidos, el PRD, en fase de desaparición, y el MC, que quiere crecer llevado por las manos de sus antagonistas históricos. Le llaman Frente por México pero, si examinamos a fondo las cosas, tendremos a un prestidigitador que consulta a un pequeño robot, “el BB”, su futuro y el de México, en plena cruzada por obtener relevancia a costa de los electores ingenuos.