Se les revirtió

42
Galileo Galilei

Resulta que los morenos fueron por lana y salieron trasquilados. Quienes se hacían las víctimas de que el pasado 3 de enero habían sido agredidos por supuestos perredistas que originó que una persona perdiera la vida en días posteriores, resultó ser una farsa de los morenos quienes ellos mismos contrataron golpeadores para auto agredirse.

Los nombres ahí están, Lorenzo Montiel Ramos y Luis Alberto Montiel Andrade, junto con la denuncia presentada ante la PGJCDMX, con el número CIFCY/ COY-5/3C/D/21/01-2028, donde señalan a Martí Batres, Ariadna Montiel y a Gerardo Villanueva de haber ofrecido mucho dinero que después no cumplieron para reventar un acto político de Claudia Sheinbaum el pasado 3 de enero en territorio de la delegación Coyoacán. Ver para creer.

PRECAMPAÑAS HELADAS

Las precampañas de los amarillos no convencen a nadie, quizá porque se han enfrascado más a denostarse y hablar de cosas vanas que lo que realmente interesa a los capitalinos.

Es cierto, acaba de terminar la época decembrina y Reyes Magos y por esa razón, los suspirantes podrán alegar que sus actos políticos no han causado impacto entre el respetable.

Sin embargo, después de escuchar a Salomón Chertorivski, Alejandra Barrales y Armando Ahued, dan pena ajena, pues el único que habló de apoyar a la clase trabajadora fue Chertorivski quien en su proyecto de gobierno se pronunció por dejar a tras el salario mínimo e impulsar un salario que realmente beneficie a los trabajadores.

Está visto que para Armando Ahued la cantada no es lo suyo y para Alejandra Barrales la unidad del partido negro con amarillo tampoco.

Las pruebas ahí están, asambleístas y funcionarios allegados al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, se presentan en actos de Chertorivski y Ahued, y pocos, muy pocos con Alejandra Barrales, es decir, el perredismo con capacidad de decisión está fragmentado, apoyando cada quien por su lado a su precandidato.

Tal parece que Mancera y los suyos están dispuestos a descarrilar la precampaña de Alejandra Barrales Magdaleno y empujar a uno de los otros dos, porque de otra forma no hay explicación de sus desangelados eventos.

Será que el fuego amigo no le infunde temor a Barrales, confiando en que sus amigos Ricardo Anaya y Dante Delgado harán uso de la fuerza de sus partidos para posesionarla como candidata a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México? Eso está por verse porque hay que recordar es una elección interna del PRD donde no se permite “mano negra externa”.