Adiós a Billy Elliot y HNMPL

882
Daniel Bisogno

Se fue el 2017 público querido y con él dos grandes musicales que si nos ponemos a analizar, fueron un verdadero orgullo para el teatro mexicano y me refiero a Hoy no me puedo levantar y a Billy Elliot, dos majestuosos musicales producidos por mi querido amigo y socio Alejandro Gou, ambos con una producción digna de teatro de primer mundo. Tuve la oportunidad de ver Hoy no me puedo levantar en Madrid y Billy Elliot en Londres y en Nueva York y créanme que las de México, no tenían nada que pedirles en ningún aspecto, ni en producción, actuación o dirección, es más, había cosas que estaban mejores en nuestro país, por lo mismo decidí ver por última vez Billy Elliot en el Centro Cultural 2, antes de que terminara la temporada, así que aprovechando que mi amigo querido Luis Rivas, de Los Jonas Vloggers, con quienes estoy trabajando en un proyecto muy interesante del que pronto tendrán razón, tenía de visita a su mamá en México y se moría de ganas de verla, pues matamos dos pájaros de un tiro y la fuimos a ver, todo esto con el apoyo de mi querido Gou, que como siempre tiene todos los detalles y atenciones y me obmesequió los mejores boletos del teatro, y pues resulta que la mamá de Luisito trabaja en una escuela de danza allá en Córdoba, Veracruz y se moría de ganas de ver la obra porque dos de los niños que alternan el papel protagónico de la obra, salieron de su escuela y fíjense lo que es la bendita suerte (que algunos le llaman Gou), la función la dio precisamente uno de ellos, un niño que es un verdadero fregón, no me había tocado verlo la vez pasada que fui, me tocó otro niño que también era una gloria, pero este, el primer Billy Elliot totonaca es una joya, ya hasta le dicen el Billy Elliotl y tiene un ángel y un talento, pero sobre todo una forma de bailar inenarrable, de verdad que pone la piel chinita y cabe mencionar que estos niños son de muy escasos recursos y llegaron hasta allá a base de esfuerzo y dedicación, de hecho este niño del que les hablo, lo llevaban desde una zona rural a la academia de baile en Córdoba, haciendo todos los esfuerzos y sacrificios posibles y luego como ustedes saben, mi querido Gou les puso casa, comida y sustento a todos los niños y los prepararon durante varios meses para desempeñar tan complicado personaje, con clases todo el día de canto, actuación y por supuesto danza, aparte de todos ellos, hay un niño majestuoso que hace el papel del mejor amigo de Billy Elliot, es una verdadera joya, el niño tiene todo el ángel del mundo, es simplemente encantador y baila Tap como un Dios, él, después de Billy, se lleva la obra.

|| La obra Billy Elliot fue un exitazo gracias a sus pequeños protagonistas

Cabe mencionar que Hernán Mendoza, en el papel del papá de Billy y doña Norma Lazareno, en el de la abuela, también están gloriosos, tú te sientas a ver Billy Elliot y te transportas a un mundo totalmente distinto, con una producción espectacular, la orquesta tocando totalmente en vivo, de verdad te sientes como en los mejores teatros del mundo. Quedé maravillado y el público asistente también, te quedas sin palabras, como con un hueco en el estómago de la emoción. Todavía al salir me estaba despidiendo de Gou y que aparecen los niños y que como todo buen fan, les pedí tomarme una foto con ellos. Me dieron ganas hasta de llorar de la emoción, hasta estoy pensando para la próxima vez que la repongan, ir a hacer casting nomas para ver cómo me veo con payasito, mallas y tutú. He dicho