Ciudad de México.- Una muerte instantánea encontró un hombre que presuntamente decidió quitarse la vida arrojándose desde lo alto del Monumento a la Revolución, lo que causó pánico y asombro entre los transeúntes y visitantes.

Testigos señalaron que el hombre, cuya identidad y edad no fue proporcionada, subió hasta el mirador del histórico monumento, ubicado en Plaza de la República, colonia Tabacalera, perímetro de la delegación Cuauhtémoc, y se arrojó de una altura de 45 metros, quedando su cuerpo inerte sobre el piso.

Al lugar arribaron paramédicos del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) para intentar auxiliar al presunto suicida, pero desafortunadamente ya nada pudieron hacer por reanimarlo, ya que su muerte fue inmediata.El agente del Ministerio Público ya investiga los hechos