Romo le gana a Xóchitl

42
Galileo Galilei

No cabe duda que al exdelegado de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, los Reyes le adelantaron su regalo 48 horas antes, al fallar el poder judicial a su favor condenando a la actual titular de la demarcación Xochitl Gálvez Ruiz a indemnizarlo por daño moral.

Desde el 1 de octubre de 2015, cuando la panista asumió la titularidad de la delegación, acusó de todo al diputado experredista hoy morenista, de actos de corrupción, escalando el pleito hasta los tribunales.

Hoy, a ocho meses de que entregue la estafeta y pudiera ser a Romo, Xóchitl Gávez se quedó como el “chinito”, sin aspirar a una diputación siquiera, pues su rijosidad le trajo problemas en las filas azules y morenas que de plano ya no quieren saber nada de ella. El tiempo se le agota… El que no pierde el tiempo, es el perredista Alfredo Hernández Raigosa, quien está en busca del apoyo del PRD, para que lo lance como candidato a la alcaldía de Iztapalapa, considerada la “joya de la corona”, con un presupuesto anual de 4 mil 520 millones de pesos.

Contrario a la morena Clara Brugada, el Camarón se encuentra recorriendo todo el territorio de Iztapalapa, para conocer de cerca la problemática que enfrentan sus habitantes para que en caso de ser abanderado y ganar la alcaldía, empezar a trabajar desde el primer día para ayudar a solucionar los problemas que existen, como inseguridad y falta de agua entre otros.

Por su experiencia, el Camarón es el único activo amarillo que puede hacerle la vida de cuadritos a la morenista Clara Brugada, quien por segunda ocasión va en busca de Iztapalapa.

En la Gustavo A. Madero sucede algo parecido a Iztapalapa. ¿Se acuerdan de Francisco Chiguil?, sí, aquel que le estalló la bomba el 20 de junio de 2008, cuando era delegado de esa demarcación.

Cientos de jóvenes, muchos de ellos menores de edad se divertían en la discoteca New’s Divine. Un mal diseñado operativo policiaco, provocó la muerte de 12 personas; 7 estudiantes, 3 policías y 2 empleados, así como 16 heridos de gravedad.

Francisco Chiguil, que no tenía idea de lo que sucedió, fue separado del cargo por mal gobierno. A partir de ahí su luz se apagó y desapareció del mapa político. Y Morena, que recoge todo lo que otros partidos políticos desechan, cobijó a Chiguil, lo purificó y ahora lo quiere lanzar en busca de la GAM.

Hoy, quiere competirle a la diputada local Nora Arias, a quien las encuestas la favorecen para que sea la primera alcaldesa de Gustavo A. Madero.